Mientras se consigue una vacuna y esta llega a Guatemala la única medida será la mascarilla y distancia social. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Los guatemaltecos se tendrán que seguir conformando con el uso de mascarillas y mantener el distanciamiento social porque aunque exista una vacuna efectiva contra el nuevo coronavirus en tiempo record nuestro país no será una prioridad, según exponen diferentes expertos en la salud, Guatemala quedará al margen al no contar con los suficientes recursos económicos para competir con grandes naciones que desde ya han destinado un fondo de ahorro para comprar sus vacunas.

Un ejemplo claro es la Unión Europea (UE) que espera contar con € 2,400 millones (equivalentes a $2,700 millones)  para comprar la cantidad suficiente de vacunas que garanticen la vida de sus habitantes. Esta planificación no se da únicamente del otro lado del mundo, Costa Rica se encuentra haciendo donaciones a un fondo de investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que podría hacer que este país sea tomado en consideración al momento que se tenga la cura para la pandemia. Este no es el caso de Guatemala.

El proceso para desarrollar una vacuna dura aproximadamente 10 años cumpliendo con cada una de las fases que conlleva procesos de investigación, pruebas en animales, ensayos en seres humanos y pruebas adicionales en grupos poblaciones para ver qué tan efectivo es la vacuna para la creación de anticuerpos. Los avances tecnológicos hacen que incluso algunas candidatas se encuentren ya en fase de pruebas en humanos acortando el tiempo y aumentando las esperanzas de la humanidad.

A criterio del doctor Edwin Asturias, director de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid – 19 (Coprecovid) quizás no se cumpla con precisión las expectativas médicas en cuanto al tiempo para tener una vacuna contra el coronavirus, considera que la misma  podría estar preparada a mediados de 2021.

“Hay algunos estimados muy preliminares sabemos que las candidatas de vacunas están más avanzadas, pasaron la fase uno con buena seguridad y datos que muestran que es posible que se desarrolle buenos anticuerpos, las vacunas tradicionales pasan entre tres o cuatro fases de pruebas clínicas, la siguiente fase que viene es la muy importante que es la evaluación de la eficacia”, explicó.

Aunque los tiempos siguen siendo alentadores Asturias afirma que nuestro país no será tomado como prioridad y lo mejor es que la sociedad se acople a seguir con las medidas sanitarias ya conocidas, uso de mascarilla y distancia social, que será la garantía para frenar la enfermedad hasta que Guatemala pueda acceder a la cura.

“Nos queda nada más que cambiar la actitud, cambiar la forma en que vivimos y que nos relacionamos y trabajamos de una manera que vayamos teniendo no estos picos y curvas de infección tan serias sino tratar de evitar los contagios de manera que protejamos a los más vulnerable, el ciudadano puede hacer lo mejor que pueda pero si no puede hacer teletrabajo o cuidarse dentro de la empresa, esto es un trabajo de todo el mundo”, señaló.

Guatemala sin plan

La semana pasada Guatemala supero los 20 mil casos positivos por coronavirus sin que hasta ahora se cumpla con la expectativa de practicar, como mínimo, cinco mil pruebas diarias en el país. Momentos clave de la pandemia en la que autoridades solicitan a la población protegerse para evitar contagios que harán más vulnerable al sistema hospitalario.

La Defensoría de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) es una institución que ha estado evaluando a detalle las acciones que autoridades de gobierno están tomando para enfrentar la pandemia, y por ahora, no han localizado un plan de ahorro o estrategia que le permita a nuestro país ser tomado como prioridad cuando se tengan las vacunas contra el covid – 19.

“Ya vamos tarde porque honestamente toda esta situación es algo que debimos de haber previsto desde inicios del presente año sobretodo porque en este momento existen recursos económicos para poder hacer este tipo de aprovisionamiento para las medidas preventivas, en este caso el tema de la vacuna”, manifestó la defensora de la salud, Zulma Calderón.

La experta agregó que el ministerio de Salud cuenta con un fondo de emergencia que en otras ocasiones se ha utilizado para la compra de vacunas, pero se desconoce si el plan para este año será el mismo o incluso si esos fondos son suficientes.

“El ministerio de Salud cuenta con un fondo rotativo que es como un fondo de emergencia que se podría utilizar para adquirir vacunas, en el pasado con esos recursos se han comprado vacunas contra el neumococo y otras que se han venido incorporando en el esquema de vacunación nacional, nosotros tenemos una planificación para realizar un monitoreo específicamente al tema de inmunizaciones en un par de días y daremos esa recomendación de poder incorporar desde ya estas posibles vacunas en el sistema nacional como se hizo con la AH1N1”, precisó.

Otras opciones

Aunque los ojos del mundo están puestos sobre el nuevo coronavirus no se deben de descuidar otras enfermedades que podrían ser mortales, según detalló el doctor Mario Melgar, presidente del Consejo Nacional de Prácticas de Inmunizaciones (Conapi).

“Si bien no existe ahora vacuna para el covid – 19 si existen vacunas para otras enfermedades que existen en el país o que podrían emerger por ejemplo el sarampión que produce también neumonía y brotes muy importantes, sino aseguramos una buena protección de nuestra población nos ponemos en un riesgo, también vacunas contra la influencia y el neumococo que afecta a las mismas personas que son vulnerables ante el covid – 19”, recomendó.

Por su parte el doctor Maynor  Herrera considera que el acceso o no que tendrá Guatemala ante la vacuna contra el cornavirus va de la mano con que país logra conseguir la tan ansiada cura.

“Creo que depende de quien la logra hacer con el mejor desarrollo, si se logra hacer en Europa yo creo que hay muchas posibilidades que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tenga acceso a ellas y si eso ocurre seguramente nosotros como ocurrió con la influencia AH1N1 la vamos a tener muy pronto, pero si ocurre con una empresa farmacéutica en los Estados Unidos eso será un poco más difícil porque primero se van a asegurar las 300 millones de vacunas de los Estados Unidos lo que podría tardar unos dos o tres años”, refirió.

Precio incierto

Algunas farmacéuticas como Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson, y otras más, se encuentran con estudios avanzados para preparar la vacuna con el nuevo coronavirus, que algunos doctores afirman no será barata. Por protocolos internos algunas de estos laboratorios no tiene permitido brindar detalles de sus investigaciones ante la prensa, pero logramos conseguir detalles con Johnson & Johnson  que espera probar su vacuna en humanos la próxima semana.

“Cuando nosotros desarrollamos una vacuna tenemos tres etapas, es un poco distinto al desarrollo de un medicamento que tiene unas etapas adicionales, el desarrollo de las vacunas tiene una fase que nosotros llamamos pre clínica, que son estudios en animales especialmente para ver si se genera una inmunidad y si es potencial para seres humanos, después viene el primer ensayo clínico a seres humanos”, explicó Tatiana Deschamps, Directora Médica de Janssen – Johnson & Johnson para Centroamérica y el Caribe.

El grupo de voluntarios son ciudadanos de Bélgica y de Estados Unidos, poco más de mil personas a quienes se les va a suministrar el prototipo de vacuna para monitorear su efectividad, Deschamps explicó que aunque no se tenga un precio estimado para lo que será su vacuna garantizan que la misma sea de un fácil acceso.

“Es garantizar que todas las personas que necesiten la vacuna tengan acceso, tenemos una agenda de accesibilidad muy fuerte, la vacuna hoy sabemos que pasa por todo un proceso de desarrollo y hay garantía que en el momento que la vacuna esté disponible se garantiza el máximo acceso a la población porque sabemos que hay muchas personas necesitadas en el mundo y la vacuna trae mucha esperanza de un retorno a la normalidad y eso es muy importante”, señaló.

 




Cortesia de Prensa Libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here