Más de 30 heridos dejó ola de violencia en región boliviana de Oruro

Periodistas también sufrieron agresiones| EFE

Más de 30 heridos dejaron los enfrentamientos entre afines y retractores de Evo Morales en la región de Oruro al oeste de Bolivia.

Entre las denuncias que se registran, se elevan unas agresiones sexuales y vejaciones. La casa del gobernador de la entidad fue incendiada.

Los incidentes comenzaron la mañana de este sábado cuando una caravana de autobuses procedentes de Potosí y Chuquisaca fue emboscada en Ouro hacia La Paz para unirse a la protesta contra Morales.

Los informes de centros sanitarios suman 32 heridos, de distinta gravedad, atenidos en Oruro.

Una joven sin identificar afirmó que varias chicas fueron vejadas sexualmente por los atacantes que se identificaron como adeptos al mandatario.

Los sujetos las dejaron desnudas y golpeadas, además de calificar a Morales se asesino.

Renunció el alcalde de Sucre en Bolivia debido a paro cívico

Algunos de los heridos afirmaron que fueron desnudados, obligados a tirarse al suelo y cantar consignas contra líderes opositores mientras eran grabados en video.

Varios periodistas también sufrieron agresiones.

La defensoría del pueblo de Bolivia instó al Ministerio Público a investigar  las denuncias de agresiones sexuales, así como el robo a los jóvenes que participaban en la manifestación.

El líder del Comité Cívico Potosinista, Marco Pumari, calificó de cobarde a los atacantes y responsabilizó a funcionarios del gobierno regional de haber armado a los sujetos con dinamita, gases, piedras y palos.

Pumari denunció que lo ocurrido fue planificado y culpó de la violencia a Evo Morales.

“Va a saber qué somos”, advirtió, al señalar de otros setenta autobuses llegarán a La Paz este domingo con mineros y universitarios contrarios al mandatario.

Otro incidente 

La casa del gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, del Movimiento al Socialismo de Morales, fue incendiada presuntamente por manifestantes opositores.

Un grupo de personas, según videos publicados por militantes, saqueó e incendió la casa.

Estos actos se registran en medio de la sublevación de varios grupos de policías en desacuerdo con Evo Morales tras las elecciones del 20 de octubre, en las que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato.

La oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un fraude electoral, por lo que exigen la renuncia del mandatario y la convocatoria de nuevas elecciones.

Las protestas han dejado tres muertos entre partidarios y contrarios al presidente y 384 heridos, según datos de la defensoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *