El recién estrenado presidente del consejo de administración del Grupo Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Marcos Martínez Gavica, llega a su nuevo cargo en un momento complicado por los efectos de la crisis del covid-19, donde el mayor reto es hacer crecer al mercado de valores y con ello ampliar las fuentes de financiamiento en el país. 

En entrevista con MILENIO, indicó que su objetivo es “cómo desarrollar más y mejor el mercado de valores en el país. Ésta es una asignatura pendiente porque no está del tamaño que debería, así que hay que redoblar esfuerzos y continuar en ese camino”. 

Consideró que la pandemia, como toda crisis, generará oportunidades. “Un amigo dice que en todo basurero hay oro, y no estoy diciendo que el mercado sea un basurero, lo que estoy diciendo es que hay oro escondido entre la crisis, lo que es importante es que cada quien evalúe su decisión y su visión para encontrarlo. 

“Estamos aprovechando la coyuntura y la transición para ver con qué acciones podemos hacer que las cosas sean realmente competitivas, recordar a los participantes del mercado que las opciones de financiamiento están sobre la mesa y a veces han sido olvidadas porque están bien atendidos en sus lugares de origen. Hay que hacer más promoción y eso es parte de nuestro trabajo”. 

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Respecto al papel que juega la responsabilidad social en las decisiones de inversión, dijo que ésta es una tendencia que está siendo cada vez más importante. «Ahora se toman en cuenta cuestiones de gobierno corporativo y que van mucho más allá de producir eficientemente para un negocio. Esto es una tendencia mundial para tener un mejor planeta, un mejor ambiente, para el cuidado de nosotros mismos, incluidas las empresas que generan la riqueza».  

«Es un movimiento global y va a una velocidad impresionante, quienes no se han dado cuenta se darán cuenta muy pronto y hay que estar preparados». 

GANAR CON EL T-MEC

Del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entró en vigor el pasado 1 de julio, consideró que tiene la continuidad de lo que ya estaba ahí, «eso siempre es bueno pero hay que encontrar las otras oportunidades para que salgamos ganadores en lugar de un poco perdedores. Hay un rebalanceo en el intercambio internacional de comercio y esta diferencia tan marcada y conocida por todos entre EU y China representa para México, por lo menos en la teoría, una estupenda oportunidad de sustituir hacia EU los productos que hoy importa de China.

Finalmente, su perspectiva del mercado es que está claramente en una actitud de apertura económica, sin duda, “pero en Latinoamérica hay que ser prudentes, hay que ir con los tiempos y sensibles al igual que en el resto del mundo a que la situación económica tiene efectos muy importantes en sus personas, en su sociedad y hay que entenderlos bien”.



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here