El Tribunal Supremo ha designado a Manuel Marchena como el magistrado competente para decidir la admisión a trámite o no de la querella presentada por Òmnium Cultural contra el rey emérito por los presuntos delitos de corrupción, fraude fiscal y blanqueo de capitales. La designación la avanzó ayer mismo Òmnium, que recordó que Marchena es el mismo magistrado que ha condenado a nueve años de prisión al presidente de la entidad soberanista, Jordi Cuixart, así como al resto de los políticos independentistas.

En concreto, y al frente de la Sala Penal del Supremo, Marchena presidió el juicio del caso 1-O y redactó personalmente su sentencia. En el otoño pasado fue reelegido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para un nuevo mandato de cinco años como presidente de la citada Sala Penal. del Tribunal Supremo.



La investigación sobre el rey emérito se centra en si Juan Carlos I encargó crear una estructura para ocultar dinero en Suiza, ya que la justicia de ese país remitió parte de sus investigaciones a la fiscalía del Tribunal Supremo.

Desde Òmnium, la designación de Marchena no fue bien acogida. “Nos tememos que estamos ante una nueva maniobra de los poderes del Estado para protegerse”, aseguró el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri. “¿Quien mejor para proteger la monarquía y los poderes del Estado que Marchena?”, se preguntó en voz alta Mauri.

Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here