La maestra de español y diseñadora gráfica yucateca, Gabriela Martínez Hernández, elaboró cubrebocas que permitan leer los labios a las personas sordas; esto por la empatía que siente luego de haber tomado cursos de lengua de señas, lo cual es vital para la comunicación con tales personas.

“Tomo lenguaje de señas para poder comunicarme con mis posibles alumnos. Siempre he pensado que algún día si llega a mí alguna persona sorda me gustaría estar preparada para poder enseñarle”, dijo la profesora, quien detalló que esta idea le nació tras ver una caricatura que hacía referencia a que las personas sordas detrás de un cubrebocas están doblemente aisladas y por eso, al costurar (uno de sus pasatiempos) determinó hacer otros modelos.

Necesita además de la tela específica, una botella de plástico mayor a una capacidad de 600 mililitros, para que así sean visibles los labios. A pesar de que no todas las personas sordas saben leer los labios, afirma que este es un buen recurso para las que sí tienen esta opción.

Ella elaboró el diseño de manera que gesticular sea posible aún con el cubrebocas puesto y su idea ha tenido provecho, ya que hasta el momento se han distribuido más de 250 entre personas de la Asociación para Sordos del Estado de Yucatán (ASEY), además de que habitantes de municipios como Ticul, Pisté, Chicán, Progreso e Izamal.

Cubrebocas diseñado por maestra yucateca

Ya que ahora tiene más pedidos, la maestra dijo que comenzarán a ser comercializados en un precio simbólico de 40 pesos, y parte de la ganancia se destinaría a la ASEY.

Te puede interesar: En cinco días han muerto 80 yucatecos; siguen los contagios de Covid-19

“Ver las expresiones faciales ayuda un poco más, por lo que invitamos a las personas que los requieran, que se contacten con la ASEY porque por medio de la asociación pueden conseguirlos también terapeutas, encargados de farmacias y todos los que tienen contacto con personas sordas”, precisó.



Cortesia de La Verdad Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here