Los hospitales catalanes, obligados a esterilizar y reutilizar mascarillas, batas y gafas de un solo uso – España Noticias

ABC Diario-
La epidemia de coronavirus arrecia en Cataluña. El lunes se registraron por primera vez más víctimas mortales y enfermos graves en esta comunidad que en Madrid, epicentro de la infección en España. La Generalitat insiste en que, pese a los datos, la situación está bajo control y las UCIs no están desbordadas. Los profesionales sanitarios, por contra, certifican una situación sensiblemente diferente a la dibujada por las autoridades. A pie de UCI, en las plantas de hospitalización, en las salas de diagnóstico y los laboratorios…médicos, enfermeras, sanitarios y celadores ven diariamente la peor cara de este virus, al que hacen frente con recursos limitados y, según denuncian, sin «garantías suficientes de protección».

Eva C. B. lleva 27 años trabajando en el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, primero como auxiliar de enfermería, después como técnico de laboratorio. En todos estos años, asegura que nunca imagino trabajar en las condiciones de desprotección en las que están trabajando debido a la falta de recursos. «Nunca hasta ahora nos habían pedido que esterilizáramos las mascarillas y las gafas. Lo hacen porque no tienen otra opción pero eso nos deja a los profesionales totalmente desprotegidos porque el material se desinfecta pero que esté esterilizado no significa que te proteja», señala la trabajadora en declaraciones a este diario.

Instrucción del 27 de marzo
Una instrucción remitida por el director asistencial del hospital a los trabajadores el pasado 27 de marzo, en en plena escalada de casos de Covid-19, les indica qué tipo de mascarillas son las adecuadas para cada actividad que desempeñan. En el documento, al que ha tenido acceso ABC, se indica al personal que todas las mascarillas que usen, tanto las quirúrgicas como las de filtro, de mayor protección, «al acabar la jornada deben ser esterilizadas con perióxido de hidrógeno y remitidas al Servicio de Esterilización del hospital». El documento apunta que las directrices que incluye «son de obligado cumplimiento». Eva asegura que antes de llegarles la instrucción de esterilizar los Equipos de Protección Individual (EPI) ella había llevado dos días seguidos la misma mascarilla de filtro (FFP2), cuyo uso, según los informes técnicos no debe exceder las siete horas seguidas. Asegura también que en Enfermería la orden de esterilizar el material incluye también las gafas que hasta ahora, al igual que las mascarillas, eran de un solo uso. «En las instrucciones lo pone claro, al igual que indica en las cajas de las mascarillas de filtro que están diseñadas para que se usen hasta siete horas consecutivas. No dicen nada de reutilizarlas después de esterilizarlas. No hay garantía de que protejan después», denuncia la trabajadora.

Su queja no acaba aquí. Desde que se declaró la alerta por la epidemia la destinaron al Laboratorio de Microbiología, en el que se analizan las muestras de los pacientes para determinar si están infectados por Covid-19.

Allí, según especifica otro documento de la dirección asistencial emitido el 30 de marzo y consultado por este diario, los técnicos de laboratorio que trabajan con muestras respiratorias, etiquetadas como procedentes de pacientes Covid-19, deben utilizar una mascarilla FFP2 (que filtran el aire que viene del exterior y les protegen de contraer el virus a través de aerosoles), guantes, gafas de montura integral y bata resistente a fluidos». Añade que «la mascarilla FFP2 debe protegerse con una quirúrgica por encima». Sin embargo, Eva, que etiqueta y manipula diariamente los tubos con las muestras de los pacientes de coronavirus, solo va protegida por una mascarilla quirúrgica que, según afirma, en ocasiones reutiliza dos días seguidos sin esterilizar. «Es un virus de transmisión aérea, se te cae un tubo, o está mal cerrado y nos infectamos seguro», denuncia la trabajadora. «Estamos trabajando en unas condiciones que atentan contra cualquier ley de prevención de riesgos», concluye.

Otra compañera que trabaja en el Servicio de Esterilización del hospital suscribe la denuncia de Eva. Prefiere no dar el nombre porque es interina pero asegura que la dirección asistencial les remitió la orden de esterilizar todo el material que les traen marcado, mascarillas de filtro y gafas de montura integral. «Las mascarillas las esterilizamos dos veces», dice la trabajadora. Recicladas dos veces, pero se utilizan tres, precisan fuentes sindicales.

En la UCI de Vall d’Hebron, han empezado también a esterilizar las batas impermeables. «Lo han empezado a hacer esta semana. El personalno vemos claro que material que antes tenía un solo uso ahora sea reciclado», indica una enfermera de UCI.

«Trabajamos a pelo»

Los celadores también piden más protección. Trasladan a pacientes infectados con solo una mascarilla quirúrgica. «Hemos pedido mascarillas con filtro, guantes y batas, está claro que no mantenemos las distancias recomendadas con los pacientes y tenemos riesgo a infectarnos», señala una celadora en declaraciones a ABC. «Estamos trabajando a pelo y estamos muy cerca de los pacientes», añaden otras fuentes.

En el Hospital del Mar de Barcelonaconsorviven una situación parecida. Una trabajadora del Parc de Salut Mar -consorcio al que pertenece este hospital-, que prefiere mantener el anonimato, asegura que el centro lleva semanas esterilizando las gafas protectoras y está haciendo pruebas para esterilizar las batas impermeables. El comité de empresa del Hospital del Mar ha denunciado ante la Inspección de Trabajo las condiciones de falta de seguridad en las que trabajan en esta epidemia.

============D00 Subtit 14 (149049858)============

Los trabajadores denuncian que el material desinfectado no garantiza seguridad

ABC Diario