Llevan imágenes del niño Jesús a los templos con pedidos de paz – Bolivia Noticias Ultima Hora

0
53

APG

Cientos de personas acudieron este lunes a distintos templos católicos en Bolivia con imágenes del niño Jesús en el día de los Reyes Magos, con peticiones de que haya paz para el país y el mundo.

Las misas el 6 de enero son comunes en la tradición católica boliviana para recordar la visita de los tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar al niño Jesús en Belén, una celebración con la que se cierra la época de las fiestas navideñas.

Numerosas familias llegaron al templo de San Francisco en La Paz con cestas blancas o cajas de cartón en las que llevaban efigies de yeso de distintos tamaños del niño Jesús para que «escuchen» misa y reciban la bendición.

Algunos llevaban en sus brazos a las figuras de María, José y Jesús para que toda la familia pueda ser bendecida y que lleve los buenos augurios a los dueños de las figuras.

«Yo le pido al niño Jesús paz a nivel mundial y paz para nuestro país porque hemos pasado por momentos muy difíciles y espero que nos guíe a nivel nacional y mundial para tomar buenas decisiones», expresó a Efe Micaela Rivera, una de las creyentes.

Ella, junto a su madre, llevaron a misa a dos figuras que están en su familia desde hace 10 años para pedir unión familiar, pero este año creen pertinente pedir «sabiduría» para los gobernantes del país para que se mantenga la tranquilidad.

Bolivia vivió una crisis entre octubre y noviembre tras las fallidas elecciones por denuncias de fraude electoral a favor del entonces presidente Evo Morales, quien renunció denunciando un golpe de Estado para derrocarlo.

De la misma forma, el rector de San Francisco, Ben Soto, manifestó a Efe que este año la petición de los fieles es la «paz, la tolerancia, y la unidad» del país.

«Todos deberíamos buscar el bien de la comunidad y del pueblo boliviano», sostuvo Soto.

Los niños traviesos

En el día de los Reyes Magos muchos dueños de las efigies compran nueva ropa para el niño Jesús e incluso zapatos y juguetes para que estrene este día y esté «tranquilo» hasta la siguiente Navidad.

Es el caso de Olga Cabrera, que cada año le compra nueva ropa y juguetes a su niño Jesús, que tiene más de 20 años en su familia, porque aseguró que su efigie es «traviesa» y que aparece todos los años sin unos cuantos dedos «por jugar demasiado».

La ropa blanca con bordes dorados es la más requerida por los fieles, según las vendedoras que esperan en el atrio del templo.

El sahumerio

La tradición católica se mezcla con las costumbres indígenas en esta fecha, en la que varios «yatiris» o sabios indígenas esperan también afuera de los templos para realizar sahumerios con mirra e incienso y también dar su «bendición» a las figuras.

«Estos son ritos ancestrales y llevamos estas costumbres hasta en el nacimiento del niño Jesús, sahumamos para que la suerte siempre los acompañe», manifestó a Efe el «yatiri» Florentino Rojas.

Los sabios hacen sonar unas campanas mientras pasan la efigie por encima del humo del sahumerio y rezan en aimara para atraer las buenas cosas a la vida de los dueños.

Los olvidados

En esta fecha algunos dueños aprovechan de dejar en los templos aquellas imágenes que ya no desean tener en sus hogares o que están rotas o desportilladas para que otras personas las alcen y las puedan restaurar.

Según la tradición, las efigies de la familia sagrada que se colocan en las casas deben ser adoptadas o regaladas por alguien muy querido para que sean parte del pesebre o belén de Navidad.

«Hay otras personas que adoptan los niños y los hacen arreglar y restaurar», comentó el sacerdote Soto.

Además, añadió que este año no hubo muchos «niños olvidados» en esa iglesia.



Source link