El presidente de Enagás, Antonio Llardén, defendió ayer en la junta de accionistas los nombramientos como nuevos consejeros de la compañía de los exministros socialistas José Montilla y José Blanco, así como de Cristóbal José Gallego, miembro de la Comisión de Expertos para la transición energética que impulsó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy y del Observatorio Crítico de la Energía, afín a Podemos. El próximo 6 de julio, Montilla comparecerá en el Parlament para explicar que al ser fichado por Enagás dejará de cobrar la pensión que le corresponde como expresidente de la Generalitat.

La junta de la energética ratificó los tres nombramientos, con lo que el consejo de Enagás pasa de estar formado por 13 miembros a 16. Preguntado por un accionista por la falta de experiencia y conocimientos energéticos de los nuevos fichajes, Llardén explicó que “con la nueva situación hacen falta nuevos perfiles”. Además, justificó que además de la especialización de Gallego, Montilla fue ministro de Industria y Blanco, ponente de la directiva de renovables en el Parlamento Europeo.



También se dio luz verde al pago del dividendo complementario de 0,96 euros brutos por acción, que se pagará el 9 de julio. Con el dividendo a cuenta de 0,64 euros que ya se desembolsó en diciembre, la retribución total con cargo a las cuentas del 2019 se elevará a 1,6 euros brutos por título.

En su discurso, Llardén abogó por la transición ecológica “como palanca de cambio” para salir de la crisis. De ahí que defendiera la innovación como “vector fundamental de la descarbonización”.

La compañía y los sindicatos han firmado el III Convenio Colectivo para 2020-2023, que afecta a buena parte de los 1.306 empleados del grupo. Solo quedan fuera algunos ejecutivos que están fuera de convenio.

Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here