Legendarios de los Lakers y figuras de la NBA, lamentan muerte de Bryant – Noticias Última Hora de Guatemala

0
33

Madrid, EFE.- Mestalla y una de las mejores versiones del Valencia en lo que va de
temporada dejaron al Barcelona sin el impulso ni el giro pretendido con el
cambio de entrenador y la llegada al banquillo de Quique Setién.

El golpe de mano dado por los responsables del club azulgrana luego de perder
la Supercopa en Arabia Saudita no ha tenido la respuesta esperada y este
sábado, en Valencia, el técnico cántabro encajó el primer revés en su periplo
como técnico del Barcelona.

Pudo ser antes y pudo ser peor. Al margen del espejismo que marcan estadísticas
a menudo ficticias en el mundo del futbol como el número de pases y el
porcentaje de posesión, la realidad aventura un devenir complicado para la era
abierta en la entidad barcelonesa con la llegada de Setién.

Al apurado triunfo logrado en su debut contra el Granada en el Camp Nou y a la
sufrida clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey después de
estar contra las cuerdas contra el Ibiza, ha continuado el varapalo anunciado,
encajado en el primer compromiso con algo de enjundia con el que se topó el
plantel del campeón.

Setién tomó al Barcelona líder de la Liga y puede dejar de serlo en esta
jornada si el Real Madrid no pierde el domingo en Valladolid. Valverde abandonó
al equipo después de 75 minutos de exhibición en Yeda, en la Supercopa, contra
el Atlético de Madrid. Insuficientes para la clasificación pero reveladores. En
Ibiza tardó 70 en lanzar a puerta y en Mestalla ha estado 90 sin marcar.

El Valencia, sin Dani Parejo y sin Rodrigo Moreno hasta la segunda mitad, sacó
los colores al Barcelona, al que no ganaba en Mestalla desde hacía 13 años.
Venció por 2-0 pero el daño pudo ser mayor si no hubiera sido por Marc Andre
Ter Stegen, que paró un penal, por el poste o por el árbitro y el VAR, que
dejaron sin validez un tanto de Gabriel Paulista en el tramo final.

El conjunto de Albert Celades, sonrojado en Mallorca una semana atrás, tres
días antes de ser arrollado por el Real Madrid en la Supercopa, acentuó las
dudas del vigente campeón que ni siquiera contó con el efecto Messi de otras
veces. El gol en propia puerta de Jordi Alba y el de Maxi Gómez reanimaron al
Valencia y subrayaron las sospechas sobre el futuro de su rival.

No parece advertir dudas el Sevilla, que dejó atrás los traspiés contra el
Athletic y el Real Madrid para superar con autoridad al Granada (2-0) y
asaltar, a expensas del partido del Atlético Madrid con el Leganés, la tercera
plaza del torneo.

Los tantos del holandés Luuk de Jong y de Nolito dejaron encarrilada la
victoria en la primera parte. Entre ambos goles, el árbitro y el VAR revocaron
un penal a favor del Granada que había indicado el juez.

Solo tuvo que sostener su renta el cuadro de Julen Lopetegui contra el intento
de reacción del Granada, que sumó su segunda derrota seguida, la cuarta en los
últimos cinco partidos. Se asienta en la parte alta el Sevilla, superado solo
por el Barcelona y el Real Madrid en la clasificación.

En el meollo de la carrera europea se incrusta el Villarreal que salió de
Mendizorroza con los 3 puntos (1-2) gracias al joven Fernando Niño Fer Niño, que se convirtió en el héroe
del cuadro de Javier Calleja el día de su debut. El canterano saltó al campo en
el 88 con empate a un gol. Ocupó el sitio del colombiano Carlos Bacca. Un
minuto después, culminó a la perfección una jugada que dio la victoria a su
equipo.

Era el primer balón que tocó jugador de 19 años que se había estrenado en la
Copa del Rey pero que nunca había participado en la Liga. Resolvió Fer Niño un duelo que parecía abocado al
empate luego de los goles de Bacca, primero, y el posterior empate de Joselu
Mato en el 80.

Un paso al frente para el equipo de Calleja y uno atrás del conjunto vasco, que
tiene 7 puntos por encima del descenso, que pueden quedar en 4 si el Celta se
impone al Éibar.

En la jornada matinal, el Athletic cortó la línea ascendente del Espanyol, que
no pudo pasar del empate en el RCDE Stadium en una fecha clave. Se quedó a
medio camino el conjunto de Aberlardo Fernández, que aún no conoce la derrota y
que se aferró al olfato de Raúl De Tomás, refuerzo invernal que cuenta sus
partidos por goles.

Fue un frenazo también para las aspiraciones europeas del Athletic, que no pudo
resguardar hasta el final la ventaja que adquirió a los 12 minutos con el gol
de Villalibre. A la hora de juego empató De Tomás, que ha visto puerta en los 3
encuentros que ha jugado. No culminó la remontada el Espanyol, que sigue sin
ganar como local en lo que va de temporada y sigue en la parte baja de la
clasificación.



Source link