De acuerdo a su familia, el legendario boxeador panameño mejora en su estado físico y mantiene el buen ánimo

El legendario boxeador panameño Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán, de 69 años de edad, se mantiene estable en el hospital donde fue ingresado la semana pasada tras ser diagnosticado de COVID-19, afirmó este lunes uno de sus hijos.

“Mi papá está estable, ya casi no tiene fiebre, con buen ánimo como siempre, y con ganas de volver a casa”, declaró este lunes su hijo Roberto Durán Jr.

El ‘Cholo’, como también es conocido este múltiple campeón de boxeo, considerado como el mejor peso ligero de todos los tiempos, está recluido en un centro de salud privado en la capital panameña desde el jueves pasado.

Allí fue trasladado tras presentar un cuadro viral con síntomas leves, por lo que fue sometido a la prueba de COVID-19 y dio positivo.

Desde un principio, la familia del exboxeador dijo que prefería mantener hospitalizado a Durán no solo por su edad, que se considera un factor de riesgo cuando se padece de COVID-19, sino también porque uno de sus pulmones fue gravemente afectado en un accidente de tránsito que sufrió en el 2001 en Argentina.

‘Manos de Piedra’ ha recibido múltiples mensajes de ánimo de parte de fanáticos y de otras personalidades de Panamá, el país de Centroamérica más afectado por el nuevo coronavirus con 31,686 contagios confirmados y 604 fallecidos por la enfermedad en 112 días de pandemia.

Te recomendamos:

En su etapa como entrenador, Floyd Mayweather dará prioridad a boxeadores afroamericanos



Cortesia de La Opinion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here