De verdad, ¡qué flojera! Qué flojera el estreno de Laura sin censura, el nuevo programa de Laura Bozzo en el canal Unicable de Televisa Networks. ¿Por qué? Porque después de tantísimas experiencias, ya nos la sabemos.

Lo que el consorcio de Emilio Azcárraga, el canal Unicable, la producción de este concepto y La señorita Laura quieren es provocarnos. Quieren que protestemos, que nos enojemos, que nos escandalicemos y no van a descansar hasta que llamemos a la Secretaría de Gobernación, a los pocos anunciantes que le quedan a Televisa, y a agrupaciones como A Favor de lo Mejor para que nos quejemos.

¿Por qué? Porque de eso viven, del odio, del veneno. Ellos traducen eso en rating de la misma manera que los narcotraficantes traducen los asesinatos en dinero.

Esta gente piensa que la televisión, por ser un negocio, tiene que ser un negocio sucio. ¡Qué flojera! ¿Qué puede hacer Laura Bozzo que no haya hecho antes? ¿Meterse con Carmen Aristegui? ¿Bailar en traje de baño? ¿Decir groserías?

Aunque se haga la víctima, aunque promueva el odio y la violencia disfrazándolos de diversión y aunque se transforme en una lady, usted y yo tendríamos que ser muy estúpidos como para volver a caer en sus redes. Por eso le digo, ni caso tiene que perdamos el tiempo haciéndole el caldo gordo a todas las instancias que participan en este chiste que se cuenta solo.

Hacerlo sería como difundir los mensajes que dejan los sicarios al lado de los cadáveres de sus víctimas. Sería hacerlos grandes, regalarles publicidad.

¿Sabe cuál es la parte triste? Que en Televisa saben que están cometiendo un error gravísimo, un error que hoy les va a dejar mucho rating, pero que mañana los va a dejar en una ruina peor que la que están padeciendo. Quedémonos callados y dejemos que esto acabe como acaba siempre. 

alvaro.cueva@milenio.com



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here