Dormir por la noche en verano, puede convertirse en todo un reto difícil de superar. Por culpa del calor, damos vueltas y vueltas en la cama o acabamos gastando aire acondicionado. Por ello, y porque queremos que descanséis, os vamos a dar a continuación, las claves para conseguir dormir tranquilo a pesar del calor,

Las claves para conseguir dormir tranquilo a pesar del calor

La sensación de agotamiento, calambres, dificultades respiratorias, debilidad, migrañas son todas las molestias comunes de quienes enfrentan temperaturas elevadas. Los niños y los ancianos ciertamente son los que más sufren , así como todos aquellos que se encuentran viviendo en las grandes ciudades, sin poder retirarse a las áreas de vacaciones para aliviar la exposición continua al calor. Además, cuando la temperatura aumenta, se vuelve complicado poder dormir tranquilo.

Pero no desesperes, y mucho menos, te pongas a dormir con el aire acondicionado ya que es posible que te acabes resfriando.

Bebe inteligentemente

Que el agua es el primer remedio contra el calor es de sobras algo conocido, pero también es importante tomarla en la cantidad correcta y elegirlo adecuadamente. En verano, más que en otras épocas del año, es esencial beber durante todo el día , comenzando por la mañana. La cantidad recomendada es equivalente a 2 litros , lo que correspondería a unos 10 vasos. El agua que se prefiere es agua natural, preferiblemente a temperatura ambiente y no excesivamente congelada, para evitar la congestión gástrica y combatir la sudoración excesiva. Se deben evitar especialmente las bebidas carbonatadas y azucaradas que, a diferencia de lo que pueda imaginar, no tienen un efecto de alivio de la sed y pueden aumentar el riesgo de obesidad. Por lo tanto, es mejor concentrarse en tés de hierbas naturales, jugos y batidos caseros o en té tradicional. De este modo mantendrás el cuerpo hidratado por dentro y por fuera y podrás equilibrar mejor su temperatura, pasando menos calor.

Cena alimentos hidratantes

Frente al calor insoportable, tomar los alimentos correctos pueden ayudarte a enfrentar las noches con más serenidad, además de promover una digestión adecuada y un descanso nocturno. Por ello, nada de cenar patatas fritas, azúcares, salsas, o platos excesivamente condimentados y elaborados. Es mejor que cenes ensaladas de frutas o pastas frías sazonadas con verduras . Además, las carnes blancas como el pollo y el lenguado también pueden ser una buena idea, y mejor si se cuecen al vapor y se sazonan con un poco de aceite de oliva virgen extra. Como postre puedes tomar helados, pero mucho mejor si te decantas por los sorbetes y un poco de yogur que permitirá la integración de sales minerales. Y para antes de la cena, evita los atracones y concentra la ingesta de alimentos en una sola comida: mejores porciones pequeñas divididas a lo largo del día.

Atención a la ropa

Dormir sin pijama es una de las soluciones para no pasar calor mientras dormimos, pero atento a las sábanas ya que estas pueden hacer que sudemos incluso estando desnudos. Es mejor decantarse por sábanas que sean de telas como el lino, el algodón y la seda , que son transpirables y absorben muy bien la humedad. Lo mismo ocurre con la elección de ropa interior y pijamas. Las fibras sintéticas se reservarán, especialmente para aquellos que tienen piel sensible o sufren de sudoración excesiva.

Mejor una ducha tibia a una helada

Uno de los errores más comunes que se cometen en el verano es bañarse y ducharse con agua helada. No es un remedio recomendado, ya que puede causar estrés al cuerpo y aumentar la sensación de calor. El agua no debe estar demasiado fría , para promover la circulación y brindar bienestar al cuerpo. Sin embargo, cuando desee contrarrestar el calor repentino, puede ser muy útil frotar tus muñecas , tobillos y frente con agua fría . Es un remedio temporal, también bastante efectivo, que ayuda a bajar inmediatamente la temperatura corporal.

Preparar el dormitorio

El dormitorio debe estar debidamente organizado para que se pueda crear una condición que favorezca un descanso nocturno tranquilo. Lo primero que debe hacer es apagar las fuentes de calor, como luces, teléfonos, tablets y todos los demás dispositivos en la habitación . Por la mañana, antes de salir, las persianas deben dejarse bajadas para evitar que la habitación se caliente. El uso de un ventilador de techo, ayudará a bajar la temperatura sin aumentar los costos en la factura. Incluso el cambio frecuente de sábanas ayudará a dar una sensación de frescura. Finalmente, durante la noche, duerme con los pies levantados colocando una almohada debajo, de modo que la circulación sea buena sin que notes tanto el calor.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here