El joven canterano de 20 años es la esperanza del futuro para el equipo azulgrana

No, no es u espejismo, la verdad es que la similitud de Riqui Puig con Andrés Iniesta es bastante notable y no solo por su excelente técnica con el baloten los pies, también por su ética de trabajo y su cara de niño, aunque Riqui sigue siendo casi un niño.

Riqui es el primero en llegar al entrenamiento y el más aplicado para aprender de los mejores, en la cancha, no le da miedo pedir el balón siempre que puede, ni tomar el control de la media cancha, incluso con las “vacas sagradas” dentro de ella. El futuro es suyo.

En el Barcelona B es el referente absoluto y quien toma la responsabilidad sin importar las circunstancias, ahora en el primer equipo se ve igual de cómodo y su inteligencia le da un tinte de leyenda aunque apenas tenga 20 años y muy pocos partidos en primera.

Riqui es un jugador generoso, determinado y muy talentoso, por algo recuerda tanto a Iniesta, sin embargo, el quiere labrar su propia leyenda de bajo perfil, mostrando sus condiciones en la cancha y sin hacer aspavientos fuera de ella.



Cortesia de La Opinion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here