La “telenovela” de los actores Thelma Fardin y Juan Darthes con Nicaragua como escenario

Es diciembre de 2018. La actriz argentina Thelma Fardin se concentra. Toma aire y respira profundo. Se encuentra en el Multiteatro de Buenos Aires, sobre la avenida Corrientes. Lo que está a punto de decir, explica, lo ha callado por nueve años. No es fácil pero no está sola. En ese momento la acompañan otras actrices también argentinas.

“En 2009 estaba de gira en Nicaragua con un programa infantil muy exitoso (Patito feo). Tenía 16 años, era una nena. El único actor adulto tenía 45 años. Una noche comenzó a besarme el cuello. Yo le dije que no. Me agarró la mano, me hizo que lo tocara y me dijo ‘mira cómo me pones’, haciéndome sentir su erección. Yo seguía diciendo que no. Me tiró en la cama y me bajó el short. Yo seguía diciéndole que no. Le dije ‘tus hijos tienen mi edad’. No le importó. Se subió encima mío y me penetró”, dijo Fardin.

Ese fue el primer capítulo de una novela de la vida real de la cual aún no se filma el último capítulo.

El actor argentino brasileño Juan Rafael Pacífico Dabul, mejor conocido como Juan Darthes, un galán de telenovelas en la Argentina de los años noventa, es el otro protagonista de esta historia.

Para la prensa argentina, la acusación por violación en contra de un renombrado actor como Juan Darthes es histórica. Es la primera vez que ocurre y no fue en Argentina sino en Nicaragua. LA PRENSA/ CORTESÍA/ INFOBAE

El 16 de octubre de este año, 10 meses después de que Fardin regresó a Nicaragua para denunciar a Darthes, la Fiscalía nicaragüense acusó formalmente al actor por el delito de violación agravada y menos de 15 días después un juez ordenó la captura internacional del artista.

Lea también: Actor argentino niega haber violado a actriz de la novela «Patito feo» en Nicaragua

El caso está paralizado de momento, porque Darthes está en Brasil y no existe tratado de extradición entre este país y Nicaragua.

El actor y su defensa apuestan de momento a que el juicio sea trasladado al país donde él reside en la actualidad.

Darthes, una “marca registrada”

Cuando Fardin denunció que había sido violada por Darthes, ella era una actriz conocida por los fans de la novela juvenil “Patito feo”, pero no por todo el público argentino, especialmente porque después del éxito de ese programa ella tuvo poca presencia en la televisión argentina, explica el periodista de ese país Carlos Monti.

“La verdad es esa. Ella había trabajado poco en televisión (en los últimos años) y la gente se sorprendió. ¿De quién estamos hablando? Cuando ‘Patito feo’ (2009) ella tenía 16 años de edad. Ya había pasado bastante tiempo sin que se supiera mucho de ella”, dice Monti.

Otro periodista argentino, Leo Arias, indica que Fardin es una actriz joven y talentosa, pero, aunque desconoce si fue tal vez producto de lo que le correspondió vivir en Nicaragua, después de “Patito feo” se vio “recluida” de lo laboral y casi no aparecía en los medios de comunicación argentinos.

Darthes, en cambio, hijo de un reconocido productor de televisión, tenía, en el momento en que fue denunciado por Fardin, una carrera artística “empinada, ascendente y exitosa”. Además de galán de telenovelas, también es actor de teatro y cantante de tangos.

Darthes en la actualidad, hablando para un medio argentino tras la orden de captura en su contra. “Estoy muerto”, dice. LA PRENSA/ CORTESÍA/ INFOBAE

“Es o era un actor de altísima reputación. Es una marca registrada. Todo mundo sabe quién es. Es un actor consagrado”, dice Carlos Monti.

El actor empezó su carrera en los años noventa. “Siempre fue el galán en las telenovelas en los noventa, en la época en Argentina del menemismo, cuando había muchos recursos. Sus novelas siempre se presentaban en el horario estelar, cuando la gente no se las perdía”, explica Leo Arias.

Como cantante, Darthes es todo un espectáculo y en el teatro también ha tenido mucho éxito. En la televisión actuó principalmente, además de galán de telenovelas románticas, en ficciones para niños y para adolescentes, así como para toda la familia.

Con los recursos que alcanzó obtener, Darthes vivía en Buenos Aires, con su esposa y dos hijos, en uno de los barrios más lujosos, el cual debió dejar abandonado para refugiarse en Brasil pocos días después de ser denunciado por Fardin.

Una “revolución” en Argentina

Un día después de que Fardin denunció a Darthes, aumentaron un 80 por ciento las llamadas a la Policía argentina, de mujeres denunciando haber sido víctima de algún tipo de abuso sexual.

Algunos actores y directores de televisión argentinos, que sabían no había procedido bien durante algunos rodajes, comenzaron a sentirse nerviosos, porque las mujeres que acompañaban a Fardin el día de su denuncia eran actrices que se habían unido en el Colectivo Actrices Argentinas para denunciar los abusos sufridos durante el ejercicio de su profesión, explican los periodistas argentinos.

Fardin —explicaría en ese momento— se había animado para denunciar a Darthes luego de escuchar a la también actriz Calu Rivero.
En la última novela de Darthes, llamada “Dulce amor”, él trabajaba con Rivero pero ella decidió salir del rodaje porque dijo que se sentía incómoda en las escenas románticas con el actor. Darthes supuestamente se sobrepasaba en los besos.

“Noté que algo estaba mal y lo comuniqué; no hubo escucha y fui yo la que tuvo que dar un paso al costado y dejar de trabajar”, indicó Rivero, quien interpretaba a una joven rica que trataba de conquistar a un hombre mayor y que era el chofer de la familia, interpretado por Darthes.

Después de Rivero, otras dos actrices denunciaron a Darthes, pero por supuestamente haber abusado de ellas: Natalia Juncos y Ana Coacci.

En el caso de Coacci, el actor la querelló por injurias y calumnias, pero la justicia argentina aún no resuelve este caso.

Thelma Fardin, en el centro, y su abogada Sabrina Cartabia, han impulsado la denuncia contra Juan Darthes hasta lograr que se haya emitido una orden de captura contra el actor. LA PRENSA/ CORTESÍA/ INFOBAE

Aunque Thelma Fardin no era una actriz tan popular, sí logró, junto a las actrices que la precedieron en denunciar a Darthes, crear una especie de “revolución” en Argentina, porque ahora muchas mujeres están hablando de todos los abusos sexuales que han sufrido.

En ese país se han formado dos bandos porque Darthes tiene un grupo de fans muy grande y alegan que no es cierto lo que dice Fardin en su denuncia y hasta una media hermana de la actriz, Carla Lascano, brindó una entrevista en la que decía que no creía la versión de su hermana en contra de Darthes.

También está el grupo que defiende a Fardin. Gran parte del mismo son feministas que han prometido buscar a Darthes donde se encuentra y protestar por la violación cometida supuestamente por él.

En el medio está el periodismo argentino, invadido por informaciones de ambos bandos, pero teniendo mucho cuidado en tratar el tema, porque el movimiento feminista es fuerte en ese país sudamericano.

Por ejemplo, tuvieron mucha delicadeza para informar sobre un escrito que el defensor de Darthes en Nicaragua, César Guevara, presentó en los juzgados de Managua pidiendo que no se girara orden de captura en contra del actor y solicitando que se presentaran pruebas en las que se trataba de investigar el pasado, especialmente la adolescencia, de Thelma Fardin, como una presunta condena por violación contra su padre y una supuesta denuncia de ella contra un novio de su madre.

La violación

Las fans nicaragüenses de “Patito feo”, tanto las que se sentían “divinas” como las que se sentían “populares”, colmaron terreno próximo a Galerías Santo Domingo, para lo cual pagaron entre 15 y 40 dólares.

Fue el 17 de mayo de 2009. Cerca de las 7:30 de la noche el show había terminado. Los artistas Juan Darthes, Thelma Fardin y otros 18 miembros del elenco de la telenovela argentina “Patito feo” abordaron un microbús y se fueron al hotel Holiday Inn, donde estaban hospedados desde el día anterior.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía nicaragüense, los artistas fueron a festejar el cierre de la gira, que había incluido una visita a Costa Rica en la piscina del hotel.

Fardin subió a su habitación por las escaleras de servicio. Por la principal no podía porque estaba atestada de fans. Detrás de ella subió Darthes.

Nicaragua solicitó la captura internacional del actor argentino Juan Darthés, acusado de violar en 2009 en un hotel de Managua a Thelma Fardin. LA PRENSA/ARCHIVO

Cuando Darthes pasó por la habitación de Fardin, que está a unos nueve metros de donde se hospedaba Darthes, él la vio a ella que no podía entrar porque no le funcionaba la tarjeta magnetizada para abrir la puerta y le habría ofrecido a la actriz que utilizara el teléfono de la habitación de él para pedir otra llave.

Cuando Fardin estaba de pie junto al teléfono, según la acusación, Darthes se acercó a ella y le habría besado el cuello. A partir de ese momento empezaría un acto de seducción que los medios argentinos han llamado “salvaje”, en el que Darthes le habría dicho a Fardin “mira cómo me pones” y, mientras supuestamente obviaba que ella le decía “Juan no, ¿qué haces?”, la habría violado.

Mientras presuntamente eso ocurría, a la puerta de la habitación de Darthes llegó un empleado del hotel, tocó la puerta y Darthes se habría visto obligado a abrir. Ese momento habría sido aprovechado por Fardin para escapar de las manos del actor y salió huyendo de la habitación.

“Estoy muerto”

Juan Darthes está en Brasil. Hay una campaña para que no le den trabajo en ninguna producción televisiva. Tuvo que abandonar su lujosa casa en Argentina para refugiarse en su país natal.

Ahora no puede salir de Brasil. Si lo hace, lo captura la Interpol, por una orden del juez de Managua, Celso Urbina, para que responda en Nicaragua por la acusación de violación agravada en su contra. “Agravada” porque la Fiscalía expuso que él abuso de la confianza que Fardin le tenía por ser compañeros de trabajo y por ello había confianza entre ellos.

A Darthes lo hunden principalmente los peritos que determinaron que el testimonio de Fardin “es creíble” y que tiene secuelas de ser víctima de violencia sexual.

La jurista nicaragüense Elia Palacios, experta en temas de género, indicó a Infobae que, de acuerdo con la legislación moderna, las pruebas periciales psicológicas, en casos de violencia sexual, tienen mayor peso que las valoraciones físicas, puesto que las víctimas comúnmente hacen denuncias tardías y no es posible en muchos casos encontrar evidencias físicas, como presencia de semen, golpes, rasguños, señas de penetración o estados de embarazos y enfermedades de transmisión sexual, entre otros.

“Estoy muerto”, dijo Darthes a un medio argentino.

Aunque a Darthes lo capturaran en Brasil, no podrá ser extraditado a Nicaragua porque su país de origen no lo permite.

De acuerdo con juristas nicaragüenses involucrados en el caso, solo hay tres caminos posibles: que Darthes venga voluntariamente a entregarse ante la justicia nicaragüense, que él salga de Brasil y sea capturado o, que es lo que él actor prefiere, que su juicio sea trasladado a Brasil, porque dice no confiar ni en la justicia nicaragüense ni en la argentina.

Por el momento, Thelma Fardin todavía respira profundo, porque sabe que, desde que denunció a Darthes, aún no se filma el último capítulo de esta novela de la vida real que tiene en tensión a la sociedad argentina, como en los años noventa, cuando veían al galán Darthes en el horario estelar.

Thelma Fardín actuó en la segunda temporada de Patito Feo. LA PRENSA/INSTAGRAM

Fardin y Darthes en la telenovela “Patito feo”

“Patito feo” es una telenovela argentina del género comedia-juvenil, que se emitió en 2007 y 2008 por Canal 13 en Argentina.

Tiene dos temporadas y trata sobre un grupo de chicos pertenecientes a un colegio privado, en el que se encuentran cursando primer año; viven las típicas experiencias de la vida entrando en la adolescencia. Entre ellas, historia de amor, desencuentros, engaños, problemas familiares, y de discriminación.

En la segunda temporada, Thelma Fardin interpreta a Josefina Beltrán, hermana del personaje Matías. Es la gran amiga de Patito y formarán parte junto a Tamara y Sol del bando contrario al que lidera Antonella. Es la antítesis de la frivolidad y no entiende como su hermano Matías gusta de Antonella. Es una gran lectora, culta, profunda. Es novia de Alan.

Mientras que Juan Darthes interpreta desde la primera temporada a Leandro Díaz Rivarola, un médico pediatra, perteneciente a la alta sociedad porteña. Austero, estructurado, formal, cultor de los autos de colección, padre de Patito sin saber que lo es. Director clínico de la Clínica de La Merced, una de las más prestigiosas de la ciudad de Buenos Aires. Siguió la carrera de medicina por mandato familiar, más que por verdadera vocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *