El informe Big Data sigue dando que hablar en el espectro político y no deja tranquilo a nadie en el Gobierno. El Fiscal Nacional aseguró hace unos días que no ha sido necesario indagar el origen del polémico informe, ya que, hasta ahora, no se ha encontrado ningún dato que aporte a las pesquisas. Además ha habido un sinfín de críticas al documento que involucra al grupo Quiñenco y al exministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, actual gerente legal del holding.

¿Hubo algún eventual tráfico de influencias para que el denominado informe de Big Data llegara al Gobierno? ¿Se vulneró algún artículo de la Ley del Lobby? ¿Cuál es el origen real del documento? Estás son algunas de las preguntas que pretende dilucidar el senador Pedro Araya, quien ofició a Contraloría para que inicie un procedimiento de fiscalización respecto del polémico estudio que analizó el comportamiento de las redes sociales y que fue entregado por el Gobierno al Ministerio Público, en el marco de las indagatorias de delitos asociados al estallido social.

«Tenemos serias dudas respecto de cómo ese informe llegó a manos del Ejecutivo. Se ha indicado que lo recibió inicialmente la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), que depende del Ministerio del Interior. Todo es extraño. Todo muy opaco. ¿Por qué aparece en esta ecuación Quiñenco S.A. y el ex ministro Rodrigo Hinzpeter, que trabaja para ese conglomerado y que estuvo en el gabinete del primer gobierno de Sebastián Piñera? Eso es algo que, creemos, mucha gente se está preguntando», señaló Araya.

Otros antecedentes relevantes que busca aclarar el parlamentario independiente -ex DC- es si, efectivamente, el informe no tuvo costo para el fisco, si se ofreció en otras entidades públicas y si la empresa española que lo redactó, Alto Data Analytics, ha trabajado con otros organismos del estado.

«Toda esta situación, esta vergonzosa situación, causó un daño enorme en la reputación del sistema de inteligencia nacional. No sólo en el ámbito local, sino que también en el internacional, donde los medios incluso festinaron con el documento de Big Data y sus contenidos», recalcó el senador Araya.

Cabe mencionar que, respecto a la calidad del informe, el fiscal nacional, Jorge Abbott, indicó que «por ahora no hemos encontrado ningún valor y en consecuencia no ha sido necesario indagar el origen del mismo».




Cortesia Chile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here