APG

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), anunció la reposición de los debates entre candidatos presidenciales tras quince años en los que dejó de organizar ese tipo de eventos.

El presidente de la CEPB, Luis Fernando Barbery, anunció que esa institución prevé realizar el próximo 26 de abril un debate entre los candidatos que aspirarán a la Presidencia del país en los comicios del 3 de mayo.

El sector empresarial privado decidió recuperar este tipo de iniciativas porque «contribuyen de manera importante a la democracia, especialmente en lo referido al derecho al voto informado», explicó Barbery, citado en un comunicado de la CEPB.

Según el representante, los empresarios apuntan a que sea un debate ampliamente participativo y plural, «que recoja las inquietudes y consultas de todo el sector privado, que pueda ser seguido por los votantes de todo el país».

También quieren que «se constituya en un espacio para conocer, confrontar y debatir ideas en un marco de respeto, amplitud y diversidad, que deben caracterizar a nuestra democracia», agregó.

La CEPB recordó en su comunicado que los debates que propició la entidad se suspendieron desde 2005 debido a que Evo Morales, que entonces fue el candidato con mayor preferencia, «se negó a participar en foros con sus oponentes, práctica que mantuvo incluso hasta las elecciones de 2019 que finalmente fueron anuladas».

El último debate al que asistió Morales fue el organizado por la Asociación de Periodistas de Bolivia en 2002, cuando el entonces diputado opositor postuló por primera vez a la Presidencia del país.

En los procesos electorales posteriores, el ahora exmandatario se negó a participar en este tipo de foros alegando que no tenía nada que debatir con sus contendientes y que solo debate con el «pueblo», algo que le criticaron sus detractores.

La presidenta interina, Jeanine Áñez, envió el pasado 31 de diciembre un proyecto de ley al Legislativo, controlado por el partido de Evo Morales, para que el debate entre candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia sea obligatorio.

La Comisión de Constitución de la Cámara baja observó y devolvió el proyecto con el argumento de que ya había sido presentado antes por diputados del partido de Áñez y también fue rechazado.



Source link