La gran semifinal de ‘Masterchef’ estuvo marcada por la emoción, pero también por la tensión en algunos momentos. La octava edición del talent culinario de TVE ha demostrado una vez más ser el concurso más exigente de la televisión actual, convirtiéndose como cada año en un éxito de audiencia gracias en gran parte al papel que tienen en el programa los jueces Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nagera y Pepe Rodríguez.

La semifinal se dividió en tres pruebas, y durante la prueba de exteriores la tensión estalló. Jordi Cruz no se anda con rodeos, y en la octava edición de ‘Masterchef’ lo ha demostrado en varias ocasiones. Al juez no le tembló el pulso al entregar a Ana y a Luna un delantal negro para la semifinal, y en esta ocasión tampoco tuvo ningún problema en llamar la atención a José Mari.

Durante la prueba de exteriores, Jordi Cruz se dio cuenta de que José Mari estaba intentando desestabilizar a Ana, la capitana del equipo. El aspirante aprovechó un momento de tensión para hacer que estallase, y el juez no pudo permitirlo.

Jose Mari acusó a Ana de haberse equivocado de menú y haber escogido el más difícil, y además le echó la culpa de no haber sacado a tiempo una de las elaboraciones del primer plató.

El chef catalán se acercó a él al finalizar la prueba y le hizo entender que lo había hecho mal: “Sabes perfectamente lo que has dicho… En los momentos más tensos de la cocinan tenéis que remar todos al mismo ritmo y no frenar al equipo”. El aspirante se intentó excusar pero no sirvió de nada. Finalmente se llevó un delantal negro, y se convirtió en el expulsado de la noche tras la última prueba, quedándose a las puertas de la final.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here