MADRID (AP) — La embajadora israelí en España condenó un espectáculo de Carnaval en una pequeña localidad, en la que los participantes vestían como víctimas del Holocausto judío y soldados nazis.

El desfile fue una “infame banalización del Holocausto”, afirmó el miércoles en Twitter Rodica Radian-Gordon, describiendo el espectáculo como “una afrenta a las víctimas”, así como “una intolerable manifestación de antisemitismo”

El desfile se produjo el lunes en el Carnaval de Campo de Criptana, una localidad de 13.000 habitantes en el centro de España. Varias mujeres vestían disfraces de víctimas de campos de concentración y llevaban banderas israelíes, mientras que los hombres llevaban réplicas de uniformes de oficiales de las SS del Ejército nazi. Bailaron y desfilaron al ritmo de música emitida desde una carroza decorada con dos estructuras que parecían chimeneas.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, dijo en Twitter estar “horrorizada” por la comparsa.

González Ayala indicó que había contacta con los organizadores y estos habían pedido disculpas a la Federación de Comunidades Judías de España.

La Asociación Cultural El Chaparral, responsable del desfile, se disculpó e indicó que no repetiría el espectáculo.

En un comunicado, el grupo dijo no haber logrado enviar “el mensaje de consideración y respeto que queríamos transmitir”.

Carlos Jiménez, representante del grupo, dijo el jueves a Radio Sefarad que su intención había sido hacer un “homenaje al pueblo judío”, pero que “si volviera atrás, no cogería este tema”.

La comparsa formaba parte de las celebraciones anuales del Carnaval en España. Grupos culturales, civiles y escolares suelen elaborar disfraces caseros y ofrecer espectáculos temáticos dentro de los festejos locales.

Un Carnaval en Bélgica provocó críticas esta semana por ofrecer imágenes estereotipadas de judíos por segundo año seguido.



Cortesia AP