Irlanda ha vuelto a abrir los pubs, las cafeterías, los restaurantes, los hoteles y las peluquerías, negocios incluidos en una nueva fase de levantamiento de las restricciones impuestas por las autoridades para atajar el contagio del coronavirus.

También han reabierto los gimnasios, las piscinas, los centros de ocio, autoescuelas, iglesias, museos, teatros y cines e igualmente retoman la actividad quiroprácticos, masajistas y homeópatas.

Del mismo modo podrán retomar la actividad los salones de belleza, las atracciones turísticas y los negocios minoristas que seguían cerrados, aunque siempre cumpliendo con las precauciones sanitarias como el respeto de la distancia social y el uso de material de protección.

Esta relajación de las restricciones es resultado de la decisión del Gobierno de adelantar parte del calendario anunciado para la reactivación económica.

Tailandia

Las autoridades han informado que el país reabrirá los bares y pubs a partir del 1 de julio y han indicado que permitirán la entrada al país de algunos turistas después de semanas sin registrar nuevos contagios.

El Gobierno, que ha estipulado que la reapertura de estos negocios tendrá lugar siempre y cuando se respeten las medidas de higiene y seguridad y se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros en los locales, ha detallado que se «supervisará el estado de los consumidores antes de entrar en bares y pubs».

«El consumo de alcohol puede reducir la disciplina por parte de la ciudadanía, por lo que supervisaremos la situación de los consumidores antes de entrar en los bares».

Además, los extranjeros que tengan permisos de trabajo o residencia, así como los que tengan familiares residiendo en Tailandia, podrán entrar en el país, aunque tendrán que someterse a una cuarentena de 14 días.

En este sentido, también se permitirá la entrada al turismo de salud, especialmente para aquellos que tengan intención de someterse a tratamientos de fertilidad y de cirugía estética. También se permitirá la entrada por motivos de «negocio» a ciudadanos provenientes de Japón, Corea del Sur, Singapur, China y Hong Kong, que no tendrán que permanecer aislados durante dos semanas.

Inglaterra

La reapertura de los pubs en Inglaterra debería aportar 210 millones de libras en un fin de semana.

«Aunque la mayoría de la población sigue siendo reacia a volver a los establecimientos de bebida, una proporción considerable quiere celebrar la recuperación inmediatamente» y los estudios muestran que «alrededor del 35% de los adultos volverán al pub dentro de la semana» de su reapertura, muchos de ellos ya desde el primer fin de semana.

Sin embargo, se advierte de un futuro decepcionante. Las distancias reglamentarias de al menos un metro entre las mesas y la prohibición de servir a los clientes en la barra provocarán una fuerte disminución de la capacidad, y por lo tanto del volumen de negocios de estos lugares de socialización por excelencia para los británicos.

«Esperamos que los beneficios medios de los establecimientos que reabran sólo alcancen el 46% de sus niveles anteriores a la crisis, pero las distancias reglamentarias entre las mesas podrían impedir que alrededor del 25% de ellas».

«La combinación de estos dos factores equivale a una caída de la rentabilidad del sector de más del 75% mientras estas normas sigan vigentes», agrega.



Cortesia El Nuevo Siglo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here