Lewis Hamilton se ha librado del castigo. La FIA ha resuelto a su favor después de abrir una investigación contra el británico por una doble infracción, no respetar la bandera amarilla cuando Bottas se fue a la grava y por no respetar los límites de la pista en la curva 10. Tras revisar las imágenes y escuchar el testimonio del hexacampeón del mundo han decidido no sancionarle, por lo que mantiene esa segunda posición en la parrilla del Gran Premio de Austria de Fórmula 1.

Aunque mantiene su posición, la Federación ha decidido eliminarle el tiempo de esa vuelta por no respetar los límites de la pista. Por suerte para él no era el crono con el que había marcado su mejor vuelta en la Q3, que le había llevado hasta la la primera línea de la parrilla sólo por detrás de su compañero Valtteri Bottas que se alzó con la primera pole de la temporada para la carrera del domingo.

En lo que respecta a la otra infracción, por no levantar el pie del acelerador entre las curvas cinco y siete cuando Bottas se salió de pista y sacaron la bandera amarilla, la FIA ha decidido que Hamilton salga impune puesto que recibió «señales contradictorias». «El vídeo confirmó que había banderas amarillas y paneles con luz verde a la vez, así que se mostraron señales contradictorias al piloto. Teniendo esto en cuenta, los comisarios deciden no tomar acciones», asegura el comunicado del máximo organismo del automovilismo.

Lo cierto es que Hamilton ha salido ileso de esta doble infracción y mantiene intactas sus opciones de pelear por la victoria en el primer gran premio de la temporada. Pese a salir segundo, el piloto británico de Mercedes quiere empezar la temporada con buen pie. Este año puede ser histórico para él porque de conseguir un nuevo campeonato del mundo igualaría a la leyenda Michael Schumacher como rey de la Fórmula 1 con siete títulos.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here