A eso de las cinco y media de la mañana ha arrancado un gran operativo de los Mossos d’Esquadra para tratar de desarticular una organización criminal dedicada a cometer delitos violentos. En la operación policial, que todavía está bajo secreto de actuación, participan 500 agentes que realizan una veintena de entradas en diferentes puntos del territorio catalán. Una de las zonas calientes se sitúa en el barrio de La Mina (Sant Adrià de Besòs).

El objetivo de la operación sería un clan familiar cuya especialidad son los robos violentos, aunque todavía no se ha facilitado más información sobre la nacionalidad de estos o cuántas detenciones están previstas.



La dirección de este gran operativo corre a cargo del Área Central de Delitos contra el Patrimonio y ofrecerán más datos en las próximas horas.



Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here