El Gobierno interino anunció este miércoles que presentará una denuncia internacional en contra de Evo Morales por «crímenes de lesa humanidad», al acusarle de organizar desde su asilo en México los bloqueos para impedir que llegue alimento a varias ciudades bolivianas.

El sustento de esta demanda es un video presentado a los medios por el ministro interno de Gobierno, Arturo Murillo, en el que se muestra a un dirigente cocalero identificado como Faustino Yucra Yarhui en una conversación telefónica en altavoz con una persona a quien las autoridades identifican como Evo Morales.

En el video, cuya autenticidad no está confirmada por fuentes independientes, se escucha supuestamente a Morales dar instrucciones para organizar a los cocaleros y resistir en bloqueos de carreteras en contra del Gobierno interino de Jeanine Áñez.

«Que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad», se escucha en el video a la voz identificada como Morales, quien también recuerda que cuando le expulsaron del Congreso boliviano en 2002 siendo diputado hubo bloqueos para que le permitieran retornar al Parlamento, algo que sí ocurrió.

«Ahora me expulsan de Bolivia, hagan bloqueo hasta ganar», agrega.

Se sabía, se olía, se sabe que dirán que no es el. Pero ahora se confirma, más claro… agua

Posted by John Arandia Periodista on Wednesday, November 20, 2019

Murillo indicó que la información que tiene es que esa llamada telefónica se produjo hace tres días y ofreció llevar el video a cualquier laboratorio para demostrar su autenticidad y que es Evo Morales quien habla con el dirigente cocalero.

«No es posible que Evo Morales quiera seguir enfrentando a bolivianos contra bolivianos, no es posible que Evo Morales, después de que el pueblo creyó tanto en él, ordene asesinar a su pueblo, ordene que no entre comida a las ciudades, este es un crimen de lesa humanidad», sostuvo el ministro interino.

Murillo anunció que «en las próximas horas» presentarán «la demanda internacional sobre esto» ante «las instancias que correspondan», sin dar detalles.