El legendario portero Gianluigi Buffon, de 42 años, disputó en el clásico turinés de Juventus contra Torino, su partido número 648 en la Serie A italiana y superó el récord del exdefensor del Milan Paolo Maldini.

Buffon, que regresó en el verano de 2019 a Juventus tras una temporada en el París Saint Germain, agregó un récord más a su carrera legendaria, iniciada en 1995 con la camiseta del Parma (a sus 17 años y nueve meses) y todavía lejos de concluir, ya que renovó precisamente esta semana su contrato con el equipo turinés al menos una temporada más.

El portero de Carrara disputó 168 encuentros con la camiseta del Parma, entre 1995 y 2001, y jugo 480 con Juventus en la Serie A, entre 2001 y 2018, y la presente temporada.

El jugador de la Juventus Paulo Dybala (L) celebra con su compañero de equipo Gianluigi Buffon (EFE / EPA / LUCA ZENNARO)

Necesitó 23 temporadas en la Serie A para alcanzar y superar este sábado el récord de Paolo Maldini, leyenda del Milan, que disputó todos sus encuentros de Liga con la camiseta rossonera, entre 1984 y 2009.

Y eso que Buffon jugó un año, en la temporada 2006/2007 en la Serie B, la Segunda División, después de que Juventus fuera castigado con el descenso por un escándalo de fraude fiscal.

Gigi, que en ese momento era considerado como el mejor arquero del mundo y que venía de coronarse como campeón mundial en Alemania 2006, decidió quedarse en Juventus y consiguió en esa temporada el ascenso de la Serie B a la Serie A.

Gianluiggi Buffon jugó hoy su partido N°648 en Serie A (TW: @juventusfc)
Gianluiggi Buffon jugó hoy su partido N°648 en Serie A (TW: @juventusfc)

Tras otras 11 temporadas en la Primera División, Buffon decidió lanzarse por un nuevo reto y aceptó la oferta del PSG, con el que conquistó una Supercopa francesa y una Ligue 1 el año pasado. Disputó un total de 25 partidos con el club francés, en el que se alternaba con el actual segundo arquero del Real Madrid, el francés Alphonse Areola.

A sus 42 años, Buffon sigue compitiendo a altos niveles y aceptó para esta temporada el rol de suplente detrás de el polaco Wojciech Szczesny. Eligió el número 77, el mismo que llevaba al principio de su carrera en el Parma.

En su largo currículum figuran nueve títulos de la Serie A (nadie ganó tantos como él), cinco Copas Italia, seis Supercopas italianas, una Copa UEFA, ganada con el Parma en 1999, y el Mundial de 2006 conquistado con Italia. Su competición prohibida sigue siendo la Liga de Campeones, en la que alcanzó y perdió tres finales.

El arquero italiano logró sobreponerse en los últimos años al avanzar de la edad y a una serie de enormes decepciones deportivas, duras pero no suficientes para hundirlo definitivamente.

En mayo de 2017 el Real Madrid del técnico francés Zinedine Zidane lo derrotó 4-1 en la final de la Copa de Europa de Cardiff y le negó otra posibilidad de poner sus manos en una Orejona que obsesiona al Juventus.

Soñaba con sellar el récord absoluto de mundiales disputados, seis, pero fue frenado por la gestión del seleccionador Giampiero Ventura, que no consiguió clasificar a Italia para el Mundial de Rusia 2018, algo que a los azzurri no le pasaba desde hace más de 60 años.

Y, en otro intento de llegar hasta el final en la Liga de Campeones, el Real Madrid volvió a dejarlo fuera con cuatro goles en dos partidos del portugués Cristiano Ronaldo, su actual compañero en Turín.

Esa eliminación, decidida por un penal en el último minuto de la vuelta después de que Juventus rozaba una épica remontada le hizo perder los papeles. Fue expulsado y, en el pospartido arremetió duramente contra el árbitro, lo que causó tres jornadas de sanción.

Salió el lado humano de un arquero que a sus 42 años sigue buscando desafíos que le hagan «vibrar el alma», como suele decir, y que añadió este sábado otro récord a una carrera destinada a la eternidad.

Cortesia de Tn.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here