La bancada de senadores del Frente Amplio (FA) resolvió no votar este miércoles la venia del vicepresidente de Antel propuesta por el Poder Ejecutivo el contador de Ciudadanos, Robert Bouvier, mientras analiza en su interna la situación del abogado Nicolás Cendoya, investigado en dos causas penales vinculadas a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), indicaron a El Observador fuentes de la oposición.

Cendoya es el hombre elegido por el FA (específicamente por el MPP) para integrar el directorio de Antel en representación de la oposición. Sin embargo, el gobierno definió suspender el envío de la venia de Cendoya hasta no tener una resolución judicial para definir si habilitan la designación del frenteamplista.

Tras la decisión del gobierno, los senadores del Frente Amplio optaron por «integrar parcialmente» el directorio de Antel, al votar la venia del presidente Gabriel Gurméndez pero no la de Bouvier, según relataron las fuentes.

Esto se analizó el lunes en la reunión de coordinación de la bancada de senadores frenteamplistas. Los legisladores entienden que el acuerdo político con la coalición de gobierno para integrar los directorios refiere a los presidentes y no al resto de los integrantes.

Tanto la venia de Gurméndez como la de Bouvier fueron enviadas al Senado y están listas para ser votadas en la sesión ordinaria de este miércoles.

La decisión de los legisladores del FA fue comunicada este lunes a la bancada oficialista. Ambas partes intentarán llegar a un acuerdo para resolver si la venia se pone a consideración en la sesión del miércoles o si se suspende por algunas semanas. La primera opción abriría el debate político en el pleno de la cámara.

Para aprobar la designación, el gobierno precisa de los votos del FA, ya que según la Constitución la integración de los Directorios de entes autónomos y servicios descentralizados requiere de tres quintos del total de componentes de la cámara.

Eso supone 19 votos, cuando la coalición de gobierno tiene 18, contando a senadores y la vicepresidenta Beatriz Argimón. Tal como establece el artículo 187 de la Constitución, «si la venia no fuese otorgada dentro del término de sesenta días de recibida su solicitud, el Poder Ejecutivo podrá formular propuesta nueva o reiterar su propuesta anterior, y en este último caso deberá obtener el voto conforme de la mayoría absoluta de integrantes del Senado».

Si el Ejecutivo hiciera esto último, podría aprobar en 60 días la venia de Bouvier con una mayoría de más de 16 senadores, votos asegurados entre la coalición de gobierno.

Cendoya intengró el Directorio de la Ursec entre 2015 y 2020 y ahora es investigado por el fiscal Diego Pérez, quien analiza si participó en una maniobra de sustracción y destrucción de documentos oficiales del organismo.

Por otra parte, el fiscal de Delitos Económicos Ricardo Lackner investiga si Cendoya incurrió en los delitos de coautoría de abuso de funciones o de revelación de secreto luego de que se probó que fue el destinatario de información sustraída del caso que lleva adelante Pérez.



Cortesia de El Observador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here