/

En medio de un creciente boicot contra Facebook, la plataforma informó que se someterá a una auditoría sobre cómo controla los discursos de odio, luego de que anunciantes como Adidas, Pumas y Unilever suspendieran la compra de publicidad en la red social.

La decisión se conoce después de que anunciantes como Coca-Cola y Starbucks se sumaran a la campaña «Stop Hate for Profit» iniciada por grupos de derechos civiles de Estados Unidos, la cual llama a las marcas a pausar sus anuncios en Facebook para presionarla a que haga más para retirar el discurso de odio.

Media Rating Council (MRC), una compañía de métricas en medios, realizará la auditoría para evaluar cómo protege a los anunciantes de aparecer junto a contenido dañino y la precisión de los reportes de Facebook en ciertas áreas. La extensión y el momento de la auditoría aún no se definen, dijo Facebook.

La vicepresidente de soluciones globales de mercadotecnia de Facebook, Carolyn Everson, hablará ante un grupo de anunciantes en la mañana, según un ejecutivo de una agencia de publicidad que participará de la llamada.

Ford Motor Co y Coca-Cola están entre las compañías que dijeron que detendrían sus anuncios en todas las plataformas de redes sociales por al menos 30 días.

Facebook anunció la semana pasada que etiquetaría el contenido «noticioso» que viole sus políticas, pero la decisión no fue suficiente a los organizadores del boicot, que planean llamar a más anunciantes globales a sumarse a la campaña.

GGA



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here