Inicio España El Atlético paga su racanería Noticias España

El Atlético paga su racanería Noticias España

El Atlético de Madrid cayó derrotado por 0-1 frente al Chelsea en Bucarest en un partido en el que volvieron a encerrarse para defender el marcador inicial y la jugada le salió mal a Simeone y a los colchoneros, que ahora tendrán que ir a remontar el golazo de chilena de Olivier Giroud a Stamford Bridge.

Bucarest, donde comenzó la leyenda del Cholo Simeone con su primer título como entrenador del conjunto colchonero, acogía este encuentro por las restricciones para frenar la propagación del coronavirus. El Atlético tenía que afrontar esta eliminatoria jugando fuera de su estadio, pero el Nacional Arena de la capital de Rumanía ejercía como el campo local. La vuelta, en Stamford Bridge, el 17 de marzo.

Simeone sorprendió con su alineación, bastante ofensiva, aunque no varió con esa táctica que le ha caracterizado esta temporada con tres centrales y dos carrileros. En el eje de la zaga estaban Felipe, Savic y Hermoso y en las bandas Thomas Lemar y Marcos Llorente. Por delante de ellos, Koke y Saúl en el doble pivote y en los costados Correa y Joao Félix. Como hombre más adelantado, en punta, Luis Suárez. Oblak, obviamente, completaba el once del Atlético de Madrid.

Los primeros minutos, en los típicos de tanteo, los colchoneros se sintieron más a gusto. Provocaron en el primer minuto una cartulina amarilla para Mason Mount, que derribó a Joao Félix, por lo que no estará en el partido de Stamford Bridge. Los de Thomas Tuchel lo tuvieron muy claro desde el principio y siguieron esa premisa durante todo el partido: si el Atlético trataba de salir con el balón jugado, los paraban con una falta.

Vuelta a las andadas

En esos minutos de comodidad llegaron las pocas ocasiones de peligro que crearon los de Simeone. Primero, Mendy controló mal un balón y Saúl, al quitársela, no logró poder empujar el cuero al fondo de la red. Después fue Lemar el que no pudo empujar al fondo de la portería un balón que había recuperado Luis Suárez en la banda derecha. Hasta ahí las ocasiones del Atlético en el primer acto. Y aunque el Chelsea dominó y obligó a todos los jugadores colchoneros, salvo a Suárez, a jugar por detrás del balón, los londinenses tampoco incomodaron en exceso a Jan Oblak.

El Chelsea centró sus ataques por su banda derecha para aprovecharse de la poca fiabilidad defensiva de Thomas Lemar, pero siempre cualquier centro o combinación acababa estrellándose o siendo repelida por la zaga del Atlético de Madrid. Las más claras para el conjunto blue llegaron de los pies de Marcos Alonso o una de Werner tras tirarle un cañito a Savic en una maniobra excelente, pero ambas se toparon con el guardameta esloveno del Atleti.

El Atlético sólo aspiraba a robar un balón y salir a la contra, pero siempre recibían esas faltas o perdían los balones. Joao Félix no aparecía pese a estar llamado a brillar en este tipo de partidos como lo hiciera el pasado mes de agosto ante el Leipzig. En el combinado londinense destacaba Jorginho, comiéndose él solo a toda la medular rojiblanca. El ex del Nápoles manejaba el timón del juego de los suyos y trataba de filtrar esos pases con los que crear una ocasión clara de gol, pero por mucho que se esmerase no pudo evitar que se llegase al intermedio con 0-0 en el electrónico.

Siete partidos seguidos encajando

La segunda mitad llevaba el mismo guion que los primeros 45 minutos. El Atleti encerrado sin dejar un hueco al Chelsea, corriendo el riesgo de sufrir algún pequeño desliz que le diese una oportunidad clara al conjunto londinense. Pese a regalar el balón, Joao Félix pudo lucirse con una chilena espectacular, pero su intento se fue a parar al segundo anfiteatro del Nacional Arena de Bucarest. Felix Brych mostró amarilla a Llorente tras un agarrón que tuvo que hacer al haber perdido un balón tonto y después otra a Jorginho, que frenó a Joao Félix cuando se iba solo, siguiendo esa premisa del primer acto. El centrocampista nacido en Brasil tampoco podrá estar en la vuelta.

Después de esto, sobre el 70′ llegó la jugada polémica del partido. Contra del Chelsea, centro y Mount y Hermoso luchan el balón dividido. Por las imágenes parece que la toca el centrocampista inglés y el cuero le llega a Giroud, que se perfila y hace una chilena preciosa, las cosas como son, para batir a Oblak. En principio se señaló el fuera de juego, pero tras más de cuatro minutos de revisión a Felix Brych le indicaron que había una toma que no admitía dudas en la que se veía a Hermoso tocando el balón, por lo que decidió dar por válido el tanto del delantero francés.

Trató de reaccionar el Atlético de Madrid y le echó el valor que le faltó en toda la hora anterior. En el 80′ Simeone hizo los primeros cambios: entraron Dembélé, Torreira y Lodi por Joao Félix, Saúl y Correa. Hasta dos minutos después entró Vitolo por Mario Hermoso, justo después de lo que pudo haber sido el segundo gol del Chelsea si Oblak no llega a meter una mano salvadora ante un zurriagazo de Timo Werner. Ni los seis minutos de añadido fueron suficientes para que el Atlético lograse el milagro. Milagro que sí van a necesitar para remontar la eliminatoria en el estadio del Chelsea, algo que los rojiblancos, incomprensiblemente por parte de la UEFA permitiendo esto, no han podido hacer en el Metropolitano.



OkDiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas Noticias