En una final épica, el Flamengo de De Arrascaeta conquistó América

0
20

Ganó la segunda Libertadores de su historia tras vencer 2-1 a River con dos goles en la hora.

La final de la Copa Libertadores, que por primera vez se definió con un partido único -jugado en Lima-, fue una nueva muestra de que el fútbol no sabe demasiado de justicia.

River Plate hizo todo bien durante 75’, en los que limitó completamente a Flamengo y dominó todos los aspectos del juego. Pero se desmoronó sobre el final, recibió dos goles (ambos de Gabriel Barbosa, «Gabigol», a los 89’ y 93’, con la complicidad de errores de Pratto y Pinola) en los instantes finales y vio evaporarse la chance de ganar el trofeo más preciado de América por tercera vez bajo las órdenes del «Muñeco» Gallardo.

Los cariocas obtuvieron la segunda Libertadores de su historia, que se sumó a la obtenida en 1981 bajo el liderazgo futbolístico del legendario Zico, desatando una fiesta que aún perdura en Río de Janeiro y en todo Brasil, pues vale recordar que el «Fla» tiene una hinchada compuesta por alrededor 40 millones de torcedores.

Entre los campeones figura un uruguayo, pues Giorgian De Arrascaeta, formado en Defensor Sporting y miembro de la selección uruguaya, fue una pieza fundamental a lo largo del torneo, y arrancó entre los titulares en la final de ayer.

Giorgian fue uno de los tres orientales que participaron de la final, pues Nicolás De La Cruz fue titular en River y Esteban Ostojich fue el árbitro encargado del VAR.

«Nos llevamos la gloria»

Una de las muchas incorporaciones que hizo el «Fla» para lograr el objetivo de conquistar América fue traer a Filipe Luis, lateral de la selección brasilera que venía de varios años jugando en el Atlético de Madrid.

Para el defensa fue un sueño cumplido ganar la Libertadores, pero fue autocrítico al reconocer que «el partido que hicimos fue muy malo, porque el campo estaba demasiado seco y perjudicó muchísimo nuestro juego. River sabe jugar muy bien, presionar muy bien, marcan muy bien al hombre que tiene la pelota. Nos ha costado, pero al final el destino quiso que nos lleváramos la gloria. Intentamos en todo momento, conseguimos ganar y soy el hombre más feliz y afortunado del mundo».

«River sabía perfectamente cómo jugar la final. Logró parar nuestro juego, logró presionarnos muy bien. Nuestra virtud fue nunca dejar de intentar. Alguien puede pensar que fue injusto, pero las finales son así, se definen por mínimos detalles. Hicimos los goles y el trofeo es nuestro, pero River es sin dudas el rival más complicado que hay en Sudamérica», agregó.

«Estoy dolido, pero orgulloso»

Otro protagonista que analizó lo ocurrido en Lima fue Marcelo Gallardo, quien comentó: «La sensación claramente es de dolor, porque teníamos el partido a pocos minutos. Y bueno, dolor. Hay que entender que después del empate nos golpearon un poquito, teníamos la sensación de estar a muy poco de ganar y quedarnos sin nada es duro, pero hay que digerirla.

Perdimos, y duele, pero siento orgullo por mis jugadores. Por toda la gente que trabaja y colabora conmigo, por el hincha de River, que nos acompañó en todo momento.

Estuvimos ahí. El partido lo jugamos ante un gran rival; sentimos que hicimos el partido que teníamos que hacer. Supimos anular el poderío de Flamengo. Después, en el segundo tiempo, nos costó tomar buenas decisiones para definir el partido o para que no nos agarren como nos agarraron.

Pero todo es anecdótico. Ahora queda asimilar esta derrota. Pese a la derrota, los jugadores tienen que estar con la cabeza arriba porque hicieron un buen partido».

loading...


Source link

Artículo anteriorEl casamiento de Pampita: el emotivo y revelador video que compartió la modelo sobre su casamiento
Artículo siguienteMatan a joven por robarle motocicleta en Tela, Atlántida