Esmeraldas –

El cantón Quinindé, en el centro de la provincia de Esmeraldas, tendrá un nuevo hospital de 90 camas.

Otto Sonnenholzner, vicepresidente de la República, hizo el anuncio este martes, durante la firma de convenios entre el Banco del Estado con cinco municipios y la Prefectura de Esmeraldas.

La obra costaría unos $40 millones, provenientes de una donación del Gobierno de China, que estaba destinado para el hospital de Bahía de Caráquez, en Manabí. Para no perder estos recursos, se realizó una gestión técnica por un tema tributario, indicó el vicepresidente.

Dicha casa de salud es una necesidad prioritaria debido a que el actual hospital Padre Alberto Buffoni, no tiene más capacidad para pacientes, manifestó el alcalde de Quinindé, Carlos Barcia.

También se analiza la construcción de un nuevo hospital general del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para Esmeraldas y está en proceso la reapertura del antiguo Delfina Torres.

En la visita que realizó el segundo mandatario al hospital del sur Delfina Torres, dijo que en esta casa salud están libres 9 camas de las 25 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). De hospitalización para pacientes con COVID-19, hay 27 camas ocupadas de 97 asignadas. En el básico del IESS se instalaron 17 camas de hospitalización y 3 de cuidados intermedios con ventilador mecánico.

El vicepresidente también anunció los trámites para adquisición de reactivos para pruebas PCR, que se procesarán también en los laboratorios de Yachay y de la Universidad Católica de Esmeraldas (Pucese).

El gerente del Banco del Estado, Carlos Julio Jaramillo, detalló que para esta emergencia sanitaria se asignó $80 millones de esta institución. Con el Municipio de Muisne, se suscribió el contrato de $ 149 750 para la adquisición de kits de alimentos y aseo para la asistencia humanitaria, más $379 000 para los estudios de alcantarillado pluvial y sanitario, y agua potable en tres localidades.

Con Atacames, $267 871 para el Plan de Fortalecimiento Institucional, más $ 2 100 000 para la construcción del sistema de alcantarillado sanitario para la parroquia Súa. Para este mismo proyecto, el Municipio de Rioverde recibe $ 354 475.

También $ 250 000 con el Municipio de Quinindé para kits de alimentos. Con el Municipio de Esmeraldas $ 2 281 000 para el proyecto Esmeraldas – Ciudad Inteligente, más $249 976 para la adquisición de kits
de alimentos y pruebas rápidas de COVID-19.

Con la Prefectura de Esmeraldas $250.000 para la adquisición de insumos y equipos para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la pandemia.

El alcalde de Muisne, Tairon Quintero, anunció que a partir del 1 de julio, este cantón pasa a semáforo amarillo y Esmeraldas podría hacerlo el lunes próximo. (I)



Cortesia de El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here