Liz Ferrer y Liubomir Fernández

En Puno, el profesor jubilado Néstor Flores, perdió la vida por falta de oxígeno a consecuencia de la COVID-19. Hizo neumonía y el virus terminó con su vida por insuficiencia respiratoria. Sus últimos días fueron difíciles porque su familia no pudo comprar oxígeno con facilidad debido a su alto costo.

El balón de oxígeno de 10 metros cúbicos es vendido en la región altiplánica entre 4800 y 5000 soles. Este monto imposibilita que las familias puedan asumir el tratamiento de acuerdo a sus posibilidades económicas. Los parientes de Néstor Flores se demoraron en adquirir uno y pereció.

PUEDES VER: Contener Juliaca es el desafío de Puno para reducir los contagios de COVID-19

Ese es el drama de decenas de familias. Y quienes tienen mayor posibilidad económica y cuyos familiares están internados en EsSalud y el Minsa se ven obligados a viajar a Arequipa o Cusco, donde se pueden adquirir un balón con este insumo medicinal a 3500 soles.

Raúl Fernández, médico intensivista, aseguró que un paciente en grave estado puede llegar a necesitar como mínimo hasta 30 metros cúbicos de oxígeno. “Todo depende del estado del paciente. Pero en las actuales circunstancias mantenerse en vida es una cuestión de dinero. Muchas personas no pueden acceder a oxígeno por esos montos. Es la realidad”, aseguró.

La dirección regional de Salud y la Gerencia de EsSalud en Puno, informaron que los pacientes están siendo hospitalizados pero con sus propios balones de oxígeno. Este recurso para el sector salud es escaso debido a la alta demanda. De acuerdo al reporte de la Dirección Regional de Salud de Puno, hasta el 31 de julio se tenían 172 fallecidos por la pandemia y 152 personas hospitalizadas.

En Tacna, el director regional de Salud, Juan Cánepa Yzaga, afirmó que el hospital Hipólito Unanue aún cuenta con dotación de oxígeno y que no se ha pedido a los parientes de los hospitalizados por COVID-19, la compra de balones. Sin embargo, muchas familias buscan este insumo vital para pacientes en casa que han sido de dados de alta y están en recuperación, o que prefieren recibir atención en sus viviendas y evitar estar hospitalizados en el Unanue donde no recibirán visitas hasta ser dados de alta o fallecer.

La única empresa privada que vende oxígeno en Tacna, Osigreen, solo hace recargas de balones de 6 metros cúbicos y su costo es de 140 soles. Los balones nuevos de 12 m3 se vendían antes a S/3 500 pero por ahora ese servicio no está disponible. Ayer la empresa anunció que solo atenderían pedidos a partir del lunes pues debían primero cumplir con dotar de oxígeno al hospital Unanue.

PUEDES VER: Liberan a 20 reos del penal de Tacna para prevenir contagios de coronavirus

No se entrega oxígeno a casa

El director de Salud, Juan Cánepa, indicó que los hospitalizados reciben oxígeno de forma gratuita. Una vez que son dados de alta, no se les entrega el insumo para sus viviendas ya que los balones son necesarios para recargas. Son la falta de estos cilindros lo que hace más probable un desabastecimiento en el futuro. La empresa privada Minsur donó 100 balones al hospital.

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here