La conocida frase ‘Ni un paso atrás’, hecha célebre por el ya fallecido expresidente Sixto Durán-Ballén, durante el conflicto bélico con el Perú en 1995, se volvió a escuchar varias veces la mañana de ayer durante un panel académico organizado por la Armada del Ecuador por cumplirse 25 años del enfrentamiento bélico.

El evento fue abierto por una conferencia magistral del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín. Mientras, Alberto Dahik, quien fuera vicepresidente de la República en el período de Durán-Ballén, fue uno de los integrantes de este panel y quien también recordó la frase dicha por el expresidente en el balcón del Palacio de Carondelet, de quien resaltó “su extraordinario liderazgo”, que –según el ex segundo mandatario– sirvió para unir a los ecuatorianos.

Durante su intervención, Dahik reveló varias anécdotas inéditas del conflicto armado. En una de ellas dijo: “Señor comandante de la Marina, ¿estuvo un submarino peruano a punto de tiro o no?, ¿y cuál fue la orden?, y cuáles eran las ganas del personal?, pero se respetó y no se disparó”, reveló él, y adelantó que escribirá un libro con estas memorias. “Hay muchas cosas que decir, ya no está Sixto, pero estoy yo para decirlas”.

“(Nosotros) Jamás nos metimos a decir qué tipo de armamento se debía comprar, ni siquiera sugerimos… no fuimos a los cuarteles a sublevar jamás”, aseguró Dahik ante un auditorio lleno en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC).

Indicó que eso, el respeto del Ejecutivo a las decisiones técnicas de las Fuerzas Armadas, fue una de las claves para el éxito militar de Ecuador.

El panel lo completaron el exjefe del Comando Conjunto Paco Moncayo, el excomandante de la Fuerza Aérea Raúl Banderas, el exjefe del Estado Mayor de la Armada Marco Salinas, Alejandro Suárez, miembro del equipo negociador de la firma de la paz con el Perú, y Roberto Aspiazu, titular del Comité Empresarial Ecuatoriano y que durante el conflicto fue corresponsal de la cadena Ecotelevisa de México.

Anécdotas

Paco Moncayo, quien se desempeñó como comandante de Operaciones Terrestres en el conflicto, señaló que lo sucedido en Paquisha (1981) le sirvió a Ecuador para prepararse para 1995. Criticó ‘las motivaciones electorales’ del expresidente del Perú Alberto Fujimori para desencadenar el conflicto armado. (I)




Cortesia El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here