El grupo municipal socialista ha cedido ante la presión de su partido. Pese a que el equipo de Pepu Hernández defendió ante el Pleno de octubre su “no” a que Madrid reciba las basuras de Alcalá de Henares, este miércoles no ha tenido más opción que retractarse. Ahora acepta que Valdemingómez trate los residuos de la Mancomunidad del Este.

La decisión la ha dictaminado esta mañana el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, tras reunir a los alcaldes –la mayoría de las alcaldías de esta Mancomunidad están gobernadas por los socialistas– y secretarios generales afectados por el tratamiento de los residuos en la Comunidad para abordar el problema, según adelantó la Cadena SER. 

Finalmente se ha acordado que el PSOE dirá “sí” a la llegada de los residuos a la capital de forma temporal, después de que los concejales madrileños se unieran a las manifestaciones de los vecinos de Vallecas –cercanos al vertedero de Valdemingómez– para denunciar la llegada de más basuras.

Por ello, el PSOE reclama un “gran acuerdo” entre partidos y administraciones (autonómica y municipales) para la gestión de residuos e instar al gobierno regional a revisar la actual Estrategia Regional Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024.

El reciente apoyo del partido socialista no es vinculante para que los residuos de Alcalá se trasladen a la capital. Pero sí es un paso más y otra razón para que la Junta de Gobierno (formada por PP y Cs) lo apruebe. Ahora cabrían dos escenarios, en los que la última palabra la tendría el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida: en primer lugar, el Partido Popular podría aprobarlo en Junta, ya que cuenta con la mayoría. Como segunda opción, el PSOE (o cualquier otro grupo) podría llevar de nuevo la propuesta al Pleno y lograr el voto de Cs o de otros tres concejales.

Esta última es la menos probable, ya que la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha vuelto a manifestar este miércoles su apoyo a los vecinos de Vallecas, cuya junta de distrito gobierna el partido naranja. “Seguiremos luchando para que no lleven los residuos a Madrid”, apuntan desde Vicealcaldía a 20minutos. Por el momento, el PP no ha querido pronunciarse al respecto.

En cambio el presidente de la Federación Regional de Vecinos de Madrid (Fravm), Quique Villalobos, lamentó que alcaldes socialistas como el de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, y el de Pinto, Juan Diego Ortiz –municipios que cuentan con vertederos– estén poniendo sus miradas en Valdemingómez a través de un acuerdo para reclamar el uso de las instalaciones: “Es una solidaridad mal entendida que no tiene en cuenta la situación que viven los vecinos y vecinas de Vallecas”.

Alcalá, a punto de colmatar

Antes de que finalice noviembre el vertedero de Alcalá de Henares se colmatará, cerrando así el paso a más basuras de sus vecinos. Las administraciones locales y regionales aún no han tomado una decisión, pese a conocer la situación desde hace años.