El empleo pleno cayó 3 % en Quito, la sede burocrática, según el INEC | Política | Noticias – Ecuador Noticias Ultima Hora

0
35

Quito es la ciudad del país con más deterioro en la situación laboral, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El empleo pleno disminuyó en la capital entre diciembre del 2018 y diciembre del 2019, y el subempleo aumentó en ese mismo periodo.

La Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo, que el INEC presentó el pasado jueves, refiere que tales indicadores registraron una “diferencia estadísticamente significativa”.

El empleo pleno (aquel que ofrece a la persona condiciones adecuadas de trabajo como un ingreso mínimo o superior a él) cayó del 57,9 % al 54,3 % en Quito, entre diciembre del 2018 e igual mes del 2019.

En cambio, el subempleo (condición de empleo con ingresos inferiores al salario mínimo y/o una jornada laboral con menos horas de las legalmente establecidas) subió del 9,7 % al 13,9 % en la capital, en el periodo antes referido.

El director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), José Hidalgo Pallares, anota que la disminución del empleo pleno en Quito “probablemente” obedezca a la “reducción de la nómina de empleados en el sector público”.

En el 2019, 25 000 funcionarios del Estado fueron despedidos como parte de un plan del gobierno de Lenín Moreno para reducir el déficit fiscal.

Hidalgo comenta que tal ajuste era necesario, si bien trae “consecuencias sociales”.

Sobre el alza del subempleo en la capital, el especialista señala que a los trabajadores “les toca” aceptar empleos en condiciones precarias.

“(El indicador) Refleja la dificultad que tiene la población de encontrar un trabajo en el sector formal”, agrega él.

La encuesta del INEC detalla que, a diciembre del 2019, el 46,7 % de los empleados se desempeñan en el sector informal de la economía.

La cifra es ligeramente superior a la registrada en diciembre del 2018, cuando el 46,2 % estaba en la informalidad.

El sondeo del INEC da cuenta de la situación laboral de otras ciudades (ver arte).

Guayaquil y Ambato también reportaron una disminución en el empleo pleno, entre diciembre del 2018 y el mismo mes del 2019; Cuenca registró un aumento y Machala mantuvo estadísticas similares.

En cuanto al subempleo, la única ciudad que disminuyó su tasa de subempleo anual fue Guayaquil. Las otras tuvieron un incremento.

En términos nacionales, el estudio del INEC refiere que el empleo pleno bajó del 40,6 % en diciembre del 2018 a 38,8 % en diciembre del 2019.

“Esto implica una pérdida de 116 000 empleos de calidad en el último año”, señaló la Cámara de Comercio de Guayaquil en un boletín.

Y resumió que la situación obedecía a una “contracción de la actividad productiva” provocada por varios factores.

Ecuador cuenta, a esta fecha, con la tasa de desempleo más baja de la región. En diciembre del 2019 fue de 3,8 %, siendo el valor más bajo de la región, cuyo promedio es de 9 %”. Andrés Madero, ministro del Trabajo

Se insiste en reformas legales frente a la situación laboral

La Cámara de Comercio de Guayaquil y la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) insistieron ayer en la necesidad de que el Gobierno empuje reformas legales laborales, frente al descenso del empleo pleno en el país y el aumento del subempleo.

El gremio empresarial remarcó la ‘urgencia’ de “medidas de flexibilización laboral” a través de reformas al Código Orgánico del Trabajo.

En un comunicado, explicó que dichas medidas permitirán a los comerciantes contratar a más trabajadores.

“Desde la Cámara hemos propuesto 40 reformas al Código del Trabajo que buscan destrabar la creación de empleo y promover la estabilidad laboral en el país”, se indicó.

Por su parte, el director de Cordes, José Hidalgo Pallares, dijo que las reformas eran necesarias para ‘fomentar’ el sector formal de la economía.

Agregó que requería incentivos para contratar a nuevo personal, “aunque sea a media jornada (laboral) y con condiciones mínimas de salario, seguridad social y demás”.

El ministro del Trabajo, Andrés Madero, ha dicho en entrevistas que las reformas que impulse el régimen no vulnerarán los derechos de los empleados. También, que hay acuerdos frente a ciertos temas a incluir. (I)




Cortesia El Universo