La tensión entre el cuerpo técnico del Fútbol Club Barcelona y la plantilla azulgrana quedó patente este fin de semana con un par de imágenes durante el partido ante el Celta de Vigo. Leo Messi y Luis Suárez por un lado, y Eder Sarabia, segundo entrenador, y Quique Setién por otro.

En unas imágenes captadas por ‘El Partidazo de Movistar‘, se pudo ver a Messi ignorando en un par de ocasiones al ayudante de Setién. Sucedió durante una de las pausas de hidratación impuestas en la vuelta del fútbol tras el parón por el coronavirus. Sarabia trató de acercarse a la gran estrella del Barça en dos ocasiones para transmitirle alguna instrucción, y en ambos casos Messi, como en sus mejores jugadas, trató de zafarse.

Y el argentino no fue el único en mostrar su malestar. También en ‘El Partidazo de Movistar‘ se pudieron ver unas imágenes en las que el uruguayo Luis Suárez se dirige muy enfadado a Quique Setién después de ser sustituído. Un enfado que además el delantero refrendó después con unas sorprendentes palabras ante la prensa: «Para algo están los entrenadores, para analizar esa clase de situaciones. Nosotros lo damos todo dentro del campo y te queda la sensación de que fuera de casa estamos perdiendo muchos puntos importantes que no perdíamos otras temporadas».

La relación entre el vestuario y el cuerpo técnico azulgrana no son las mejores
desde que en el clásico pudiera verse al segundo entrenador del Barça desatado
gritando instrucciones a sus jugadores y quejándose de su desempeño sobre el terreno de juego. Una situación que también desgastó a Setién, obligado a hablar entonces para serenar los ánimos.

Cortesia de ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here