Que el coronavirus nació en China y empezó a regarse por el mundo desde diciembre del 2019, es la versión generalizada de cómo se inició esta pandemia. Sin embargo, una investigación de la Universitat de Barcelona (UB) reveló presencia de este virus en aguas residuales de esa ciudad española, que fueron recogidas en marzo del año pasado.

«El repositorio ‘medRxiv’ ha publicado los resultados que indicarían que la infección estaba presente ‘mucho antes de que se tuviera constancia de cualquier caso de COVID-19 en el mundo’, ha informado la UB en un comunicado», según reportó El Periódico.

«Se ha demostrado que hay cantidades de genoma del coronavirus en las heces, que posteriormente llegan a las aguas residuales, por lo que la epidemiología basada en estas aguas es ‘una herramienta potencial de alerta precoz’ de la circulación del virus entre la población», añadió la información.

En este estudio, que está pendiente de validación, se analizaron muestras congeladas entre enero del 2018 y diciembre del 2019.

«Todas las muestras han resultado negativas a excepción de la del 12 de marzo de 2019, que ha mostrado niveles de SARS-CoV-2 ‘muy bajos pero que ha dado claramente positivo con una prueba PCR'», se indicó en la publicación.

Por eso, se analizan muestras de dos plantas de tratamiento de aguas residuales de Barcelona, para confirmar si existen «grandes cantidades de genoma de coronavirus en las heces».

Quienes formaron parte de la investigación, creen que muchos casos iniciales de covid en España fueron tratados como gripe común, al inicio de la pandemia. (I)



Cortesia de El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here