Las primeras semanas de gobierno en coalición han servido a PSOE para reforzarse, aunque no tanto Podemos, de cara a unas posibles elecciones. Según el barómetro del CIS publicado este jueves, los socialistas obtendrían el 30.9% de los votos, medio punto más que en la edición del pasado mes, mientras su socio de gobierno sufre una leve bajada de 2 décimas (13,6%).

El dato más destacado de este barómetro es la caída del PP, que pese a mantenerse como segunda fuerza baja un punto entero hasta el 18,9% mientras la formación naranja se ha visto beneficiada y sale poco a poco de la debacle con un 8,1% de los apoyos, más de punto y medio con respecto al mes de enero.

Vox, sin moverse del 13,4%, se mantiene en la cuarta posición del pasado barómetro, por detrás de la formación morada, al revés de lo sucedido en las elecciones de noviembre.

Apenas sufren variaciones los partidos independentistas y minoritarios, salvo en el caso de ERC, cuya abstención para facilitar la formación de Gobierno le ha castigado con algo más de medio punto situándole en el 3,3%.

Los resultados de este barómetro son fruto de 3.000 entrevistas realizadas durante la primera semana de febrero, entre el 1 y el 11, cuando el primer gobierno de coalición acababa de echar a andar. Pese al refuerzo de los socialistas, la diferencia entre bloques de izquierda y derecha se reduce mínimamente y quedarían 44,5% sumando a PSOE y Unidas Podemos frente al 40,4% de PP, Ciudadanos y Vox.

El nuevo Ejecutivo también ha levantado la imagen de los líderes de ambos partidos, aunque ninguno llega al aprobado. Pedro Sánchez repite como el líder mejor valorado y se acerca al aprobado, con un 4,5, casi un punto por encima de Pablo Iglesias que, pese al no llegar al 4 -obtiene un 3,7-, sube dos décimas con respecto al mes de enero y empata con Pablo Pasado en la segunda posición.

Aunque levemente, los principales líderes mejoran su imagen. En la mitad de la tabla se sitúan Alberto Garzón e Inés Arrimadas, con una nota del 3,6 y 3,5, respectivamente, y justo por detrás de ellos Íñigo Errejón con un 3.3. El líder de Vox, Santiago Abascal, se mantiene como el peor valorado y, pese a un leve aumento de dos décimas sigue sin alcanzar el 3 de nota (2,8).



Link Original