El Baskonia es el campeón de la Liga Endesa 2019-2020 con todas las de la ley. Nadie podrá discutirle nada por mucho coronavirus que haya habido. Lo que sí se podrá discutir es la valoración de la temporada de un Barça construido para grandes gestas que acaba la temporada en blanco tras caer este martes en una final en la que simplemente no dio la talla. Los millones invertidos en Mirotic, Higgins o Davies tendrán que esperar como mínimo un año para empezar a ser amortizados.

Se hace difícil calificar la temporada del Barça o el rendimiento de sus estrellas tras lo ocurrido en una Fonteta que vivió sin público pero con pasión una final muy disputada. Empezando por Mirotic, el MVP de la temporada, el mejor jugador de la liga, que se irá de vacaciones tras completar su peor partido en la fase final. Muy errático en el tiro, demasiado pendiente de los árbitros –capítulo aparte merece el concierto de silbato de Hierrezuelo, Conde y Peruga–, su actuación estuvo lastrada por las faltas personales. A más de cinco minutos para el final, cometió la quinta y se fue cabizbajo al banquillo y tuvo que seguir el fatal desenlace de su equipo impotente, sentado en su silla.



Resultaría injusto calificar de fracaso la temporada en blanco del Barça, por mucho que los ilusionantes fichajes veraniegos hubieran disparado las expectativas. Su trayectoria, exceptuando lo ocurrido en Málaga en la Copa del Rey, ha sido más que notable. Pero la pandemia le impidió luchar por la Euroliga y una pésima final le ha privado de ganar la Liga Endesa tras ser el mejor equipo en la fase regular.

Ni siquiera una plantilla de ensueño, con un técnico de la veteranía y experiencia de Svetislav Pesic han sido suficientes para que el Barça acabara con la maldición liguera que parece perseguirle. La ausencia del Real Madrid, el tirano de las competiciones domésticas en los últimos años, agrava un poco más la situación. Se ha perdido una oportunidad de oro y resulta difícil de justificar. Son ya seis temporadas sin Liga.


Partido gris

Mirotic fue eliminado por faltas a cinco minutos para el final

Fue un final muy cruel para el Barça, que compitió sin brillantez pero con oficio. Con el marcador empatado tras dos tiros libres anotados por Oriola, el Baskonia jugó bien sus cartas y Pollonara completaba una asistencia para la historia vitoriana que el MVP Vildoza, bajo canasta, transformó en dos puntos a pesar de la oposición de Kuric. Al conjunto azulgrana le restaban poco más de tres segundos para obrar el milagro pero la pizarra no funcionó. Higgins, demasiado forzado, intentó el milagro sin suerte. El balón salió escupido por el aro y los gritos de euforia del bando vitoriano retumbaron en la Fonteta. La cuarta liga baskonista, la tercera de Dusko Ivanovic, se había convertido en realidad.



No fue el Barça el equipo brillante que había completado una fase de grupos y una semifinal con mucha brillantez. Era, sin duda, el gran favorito, pero ese cartel pareció pesarle demasiado en una segunda parte francamente pobre en la que apenas anotó 28 puntos, un guarismo con el que parece difícil conquistar todo un título de Liga.

Tomic, Diop y el balón
(Manuel Bruque / EFE)

Tuvo algún momento de brillantez el conjunto azulgrana cuando Heurtel o Higgins se inspiraron. Especialmente acertado estuvo el base francés, que con sus 21 puntos fue capaz de sostener a los suyos en los momentos complicados. Pero como a todos sus compañeros, se le agotó la gasolina en el último minuto y asistió casi atónito al fatal desenlace. La igualdad que hubo sobre el parquet valenciano queda patente en que ninguno de los dos equipos fue capaz de superar la barrera de los diez puntos de diferencia. Estuvo cerca el Barça tras un triple de Heurtel (26-17, min 13) pero ahí se quedó el intento.



Todo quedó para el último cuarto, que se convirtió en un bonito combate que se acabó llevando el más listo. Se va de vacaciones el Barça tras haber hecho mucho ruido en verano pero sin ninguna nuez que llevarse a la boca.


Ficha técnica

67. Barça (16+23+12+16): Hanga (3), Higgins (14), Claver (4), Mirotic (8), Tomic (2) -cinco titular- Davies (4), Heurtel (21), Oriola (3), Abrines (-) y Kuric (8).

69. Kirolbet Baskonia (17+16+18+18): Henry (2), Vildoza (17), Shields (9), Shengelia (14), Eric (2) -cinco titular- Jannings (8), Diop (10), Granger (-), Dragic (3) y Polonara (4).

Árbitros: Peruga, Hierrezuelo y Conde. Eliminaron por faltas personales a Mirotic (m.35), del Barça.

Incidencias: final de la Liga Endesa disputada en el pabellón Fuente de San Luis a puerta cerrada.





Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here