El Frente Amplio no pasa por su mejor momento, ha sufrido bajas de los partidos que lo componen y dos de sus más emblemáticos representantes (Beatriz Sánchez y Gabriel Boric) han sufrido «funas» de parte de manifestantes en la calle.

Hoy, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, uno de los protagonistas de la masiva renuncia de militantes de Convergencia Social luego de la firma del acuerdo constitucional, se refirió, en entrevista con La Tercera, a la situación actual del joven conglomerado, asegurando que «es evidente que hoy el Frente Amplio no es el mismo que era antes».

«No sé muy bien si el FA haya o no perdido su conexión con la gente», comenta Sharp. A su juicio, no le corresponde emitir un juicio sobre aquello, pero lo que sí señaló fue que en el FA «siempre ha habido estrategias de construcción distintas».

«Hay estrategias que han apostado a la construcción de fuerzas en al ámbito institucional o en las lógicas de la democracia parlamentaria; y otras que, más bien, han apuntado a ampliar las posibilidades de representación y a no perder la capacidad de diálogo con el territorio y con la comunidad organizada», explicó.

Sharp también señaló que en el FA existen diferencias ideológicas vinculadas, más bien, «a proyectos más cercanos al liberalismo progresista y otros que apuntan al perfilamiento y a la construcción de una izquierda democrática del siglo XXI».

«Pienso que esas diferencias se han puesto en evidencia en los últimos meses, y es evidente hoy que el FA no es el mismo que era antes», sentenció.

El alcalde de Valparaíso contó al matutino que cuando se opusieron al acuerdo constitucional, «hubo mucha gente dentro del FA que nos salió a criticar de forma injusta y no reconoció valor alguno en la posición distinta que nosotros teníamos, cuando las mayorías de organizaciones sociales tenían esa posición».

Además, sostuvo que, a dos meses de la firma de ese acuerdo, «lo menos que hoy existe en Chile es paz».

Respecto a los desafíos a futuro para el Frente Amplio, Sharp hizo una crítica a su sector y estableció que el bloque debe enfocarse para aprovechar el proceso constituyente.

«No entiendo cómo el FA prefiere dialogar con estos sectores autoritarios de derecha y no con los movimientos sociales. Si el FA va a, definitivamente, atreverse a propiciarles una derrota política y cultural a esos sectores de derecha, muy autoritarios, marcará el carácter y futuro del FA. Pero eso no lo hará con la derecha, lo hará trabajando y construyendo con la gente», concluyó.




Cortesia Chile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here