EE UU aplaude a Bolivia por expulsar a cientos de funcionarios cubanos

Foto archivo | En el país estaban 700 cubanos prestando servicios médicos

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, aplaudió este lunes la decisión del gobierno interino de Bolivia de expulsar a cientos de funcionarios cubanos de su país, en medio de la creciente crisis que vive ese país tras la renuncia de Evo Morales.

“El gobierno de Bolivia anunció el viernes la expulsión de cientos de funcionarios cubanos de su país. Fue la decisión correcta”, apuntó Pompeo en rueda de prensa.

“¡Bravo Bolivia!”, añadió.

El jefe de la diplomacia estadounidense argumentó que Cuba no estaba enviando funcionarios y médicos a Bolivia para ayudar a los bolivianos, sino que era para apoyar a un régimen pro-Cuba liderado por Evo Morales.

“Bolivia se suma a Brasil y Ecuador en la denuncia de las graves injerencias de la dictadura de Cuba”, señaló Pompeo. Insistió en lo que llamó fraude electoral de Morales para ganar las últimas elecciones.

En Bolivia, que con la llegada de Evo Morales al poder se convirtió en uno de los principales aliados de Cuba en la región, estaban destinados algo más de 700 cubanos, la mayoría prestando servicios médicos, pero también en otros sectores.

Sin embargo, su renuncia y la llega al poder de manera provisional de Jeanine Áñez ha hecho que las relaciones entre ambos países se rompan.

Un grupo de 226 médicos cubanos salió el sábado de Bolivia hacía su país desde el aeropuerto internacional Viru Viru, en la ciudad de Santa Cruz, luego de los señalamientos de las autoridades interinas bolivianas contra esos ciudadanos por sus presuntos vínculos con las protestas.

La salida de los médicos ocurrió después de la detención por la Policía Boliviana de cuatro miembros cubanos de la Brigada Médica. Según el gobierno de transición, estaban financiando las protestas que se registran desde las elecciones del 20 de octubre.

El gobierno cubano negó que los integrantes de su misión estuvieran alentando o financiando las protestas de los seguidores de Morales, y exigió pruebas,  Así como la liberación de los detenidos y garantías para la seguridad de todo su personal.

Las protestas en Bolivia ya dejan 23 muertos y más de 700 heridos en enfrentamientos desde los comicios presidenciales.

Desde su llegada al poder, Áñez también ha decidido cortar la relación con Venezuela, otro de los aliados de la Bolivia de Morales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *