Gente de la organización en Asia venían investigando desde hace tiempo este tipo de explotación animal practicada por algunas empresas en Tailandia

Desde hacer algún tiempo, la organización protectora de animales PETA Asia llevó a cabo una investigación encubierta al interior de la industria del coco en Tailandia, con la cual comprobaron que algunas empresas que se dedican a la producción de leche y otros productos derivados de este fruto utilizan a monos en su cadena de fabricación.

Según PETA, algunas personas que participaron en dicha investigación habrían acudido a lo que se les conoce como “escuelas de monos”, las cuales son granjas repletas de monos que supuestamente fueron capturados de forma ilegal siendo bebés, los cuales se encuentran encadenados y viviendo en condiciones deplorables, al interior de pequeñas jaulas, los cuales son obligados a trepar palmeras para bajar los cocos.

En estas instalaciones, los monos exhibían comportamientos repetitivos y estereotipados derivados del estrés extremo. Un mono dentro de una jaula en una camioneta sacudía su jaula reiteradamente intentando escapar desesperadamente y un mono que gritaba atado a una cuerda trataba de huir frenéticamente de su manejador. Un investigador supo que cuando los monos trataban de defenderse, les podrían extraer sus colmillos.

“Estos animales curiosos y muy inteligentes son privados de estimulación mental, compañía, libertad y todo lo que hace que sus vidas sean dignas de ser vividas, solo para poder usarlos para recolectar cocos”, dice la presidenta de PETA, Ingrid Newkirk. “PETA cree que prácticamente todos los cocos de Tailandia son recolectados por monos que sufren maltrato y llama a la gente compasiva a que compre productos hechos con coco que provengan de otros lugares”, agregó.

Algunas de las marcas que venden leche de coco producida de esta manera son Chaokoh y Aroy-D, las cuales comercializan leche de coco en distintas partes del mundo.

Walgreens Boots Alliance se comprometió a no comprar más estas marcas y no vender ninguna marca de comida y bebidas con coco de origen tailandés en sus 9,277 tiendas de Walgreens y 250 de Duane Reade en EE.UU., y 2,758 tiendas Boots en el Reino Unido y Tailandia. Cost Plus World Market de Bed Bath and Beyond, con 276 tiendas en todo el país, más sus tiendas en línea, han dejado de comprar productos hechos con coco a Chaokoh; además, Ahold Delhaize y sus 2,000 tiendas y centros de distribución en EE.UU. (incluyendo Giant Food, Food Lion, Stop and Shop y Hannaford), así como el total de sus 889 tiendas Albert Heijn en Países Bajos, también se han comprometido a dejar de comprar y vender productos de proveedores que usen el trabajo forzado de monos.

Cortesia de La Opinion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here