El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó este martes que el desempleo alcanzó a un 11,2 por ciento en el mes de mayo, lo que eleva la cantidad de cesantes en el país a 940 mil personas.

La tasa del último trimestre es la más alta desde agosto del 2004, aunque al no corresponder al resultado de la actual Encuesta Nacional del Empleo, la institución señala que es la más alta desde 2010 respecto a esa serie, y que representa un ascenso de 4 puntos porcentuales en doce meses.

Ajustado estacionalmente, el índice quedó en 11,0 por ciento, 4 puntos porcentuales más que en el trimestre móvil anterior, producto del decrecimiento de la fuerza de trabajo, que llegó al -7,4 por ciento, y la contracción de los ocupados, que suma -9,4 por ciento.

Por su parte, los desocupados crecieron 35,1 por ciento, incididos solo por el total de personas cesantes (44,3 por ciento).

Asimismo, hay 689 mil personas con sus contratos suspendidos, a quienes el INE denomina como «ocupados ausentes», ya que sus empresas se acogieron a la Ley de Protección del Empleo.

La medición agrega que entre las pérdidas importantes de empleo en el periodo se destacan los rubros de hotelería; gastronomía; comercio y construcción.

La directora del INE, Sandra Quijada, reconoció que «hay un deterioro importante en el mercado laboral, que está dado por los sectores que son importantes dentro de la economía y que tienen mayor dinamismo».

«En la medida que no se reactiven las condiciones podrían empeorar, y en la medida que esto mejore, podría haber menos presión en el mercado laboral y los indicadores mejorarían un poquito. Pero es muy posible que si mantenemos las condiciones actuales, tengamos peores indicadores de tasa de desempleo en los próximos meses», estimó.

El ministro de Economía, Lucas Palacios, lamentó en su cuenta de Twitter estas cifras, pues muestran el «profundo deterioro que está dejando el coronavirus en el empleo, ingresos familiares y la actividad económica».

«Estos datos muestran que cuando mejoren condiciones sanitarias debemos reconstruir la capacidad de generar empleos formales, de calidad, con seguridad social. En eso estamos trabajando», añadió.

En paralelo, INE entregó cifras respecto a las actividades artísticas, que cayeron un 79 por ciento durante mayo, sumadas a otras bajas en la industria manufacturera y el comercio. Solo la minería registró cifras positivas, con un alza del 2,1 por ciento.

Comercio: El sector más afectada 

En el área del comercio se han perdido cerca de 337 mil empleos en comparación a la misma fecha el año pasado. La gerenta de estudios de la Cámara Nacional del Comercio (CNC), Bernardita Silva, sostuvo que tuvieron una caída del 14 por ciento. 

«Esto preocupa fuertemente al sector, la imposibilidad de abrir que tiene nuestro sector obviamente está afectando los puestos de trabajo y es difícil saber cuánto más lo va a poder afectar hasta que no sepamos cuando va a pasar la pandemia y cuando podamos volver a operar», dijo.



Cortesia de Cooperativa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here