Departamento del Tesoro comete un error con identidad de nicaragüense en el exilio al confundirlo con presidente ejecutivo del INSS

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, se equivocó este jueves al divulgar la identidad de un joven nicaragüense exiliado y confundirlo con el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, Roberto José López Gómez, a quien sancionaron por corrupción y lavado de dinero en el manejo del Seguro Social.

En su primer comunicado de este 7 de noviembre, la OFAC identificó a los cuatro sancionados por Estados Unidos: Lumberto Campbell, presidente del Consejo Supremo Electoral; comisionado general Ramón Avellán, subdirector de la Policía Orteguista; Amadou Koufa, terrorista de Al Qaeda y al capitán en retiro del Ejército de Nicaragua, Roberto José López Gómez como presidente ejecutivo del INSS.

Sin embargo, en este primera comunicación, se cometió un error al acompañar el anuncio de las sanciones al capitán en retiro con la cédula de identidad y datos de un homónimo Roberto José López Gómez, quien se encuentra en el exilio debido, precisamente, a la represión de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra la población nicaragüense que protesta desde abril del 2018.

Lea también: En riesgo la capacidad operativa del INSS tras polémicos señalamientos de Estados Unidos sobre su manejo al mando de Roberto López

Este «Roberto José» es concejal del PLC

El «Roberto José» al que el Departamento del Tesoro identifica en su primer anuncio de sanciones, es un concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y presidente municipal de esa organización política en Granada, quien se encuentra en el exilio debido a la persecución y amenazas de la Policía Orteguista y grupos parapoliciales del régimen contra él y su familia, por haber participado en las protestas en esta ciudad en 2018.

LA PRENSA logró contactar al joven exiliado, quien brevemente dijo que estaba reunido con un abogado para buscar una aclaración al error y que luego iría a una cadena de televisión a aclarar la confusión, ya que cree encontrarse en un grave problema tras la equivocación del Tesoro.

En la casa departamental del PLC en Managua, el secretario nacional de asuntos municipales de ese partido, Lesther Flores, dijo que ya estaban organizando acciones legales ante la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua y ante el Departamento de Estados Unidos en Washington, para aclarar el grave error.

Lea además: Lavado de dinero, tráfico de influencia… El escandaloso manejo que Estados Unidos revela sobre el INSS en crisis

Concejal exiliado «en grave peligro»

Flores dice que la situación de Roberto José -el concejal liberal- es grave tras la equivocación del departamento del tesoro al develar su cédula de identidad y dirección, ya que se encuentra en proceso legal de asilo y tras el anuncio de las sanciones podría ser deportado.

«Roberto José me llamó ayer, bien preocupado, porque teme que lo vayan a deportar y eso sería entregarlo en las garras de la policía, porque él se fue del país precisamente porque lo andaban buscando y amenazando por haber participado junto a otros miembros del partido en las protestas de abril en Granada», explicó Flores.

Roberto José López Gómez, del INSS,  fue designado conforme a la Orden Ejecutiva 13851 por su carácter de actual funcionario del gobierno de Nicaragua y por ser director del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Le puede interesar: Roberto López, responsable del desastre en el INSS

Este es el «Roberto José» sancionado por corrupción

Según el Departamento del Tesoro, el INSS es «una entidad que, en forma directa o a través de sus miembros, ha participado en una o varias transacciones en las que se recurrió a prácticas engañosas o corrupción del gobierno de Nicaragua, en representación de éste o con algún otro tipo de relación con dicho gobierno o de un funcionario actual o exfuncionario, como la apropiación indebida de bienes públicos o la expropiación de bienes privados para beneficio personal o con fines políticos, corrupción vinculada con contratos públicos o sobornos».

«El anuncio realizado el 16 de abril de 2018 por López sobre cambios en el INSS provocó las protestas que marcaron el inicio de la crisis política. El INSS es uno de los principales vehículos que facilitan la corrupción y ha sido usado como caja negra por el gobierno», dice el documento oficial de las sanciones.

El INSS prestó 12.6 millones de dólares a una compañía privada en 2013 para construir este edificio en Managua. Cinco años después, siguen buscando clientes que alquilen apartamentos.
LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE

El lavado de activos que EE. UU. denunció en el INSS

«El INSS se ha visto afectado por escándalos de corrupción y maniobras de lavado de dinero mientras López ha estado a cargo de la institución, que incluyen desde financiar la construcción de un rascacielos valuado en varios millones de dólares en terrenos de propiedad de López hasta favorecer contratos con empresas constructoras y proveedores farmacéuticos vinculados con el gobierno o efectuar pagos ilegítimos a funcionarios a través de sociedades pantalla», explica el documento de Estados Unidos.

«El INSS otorga préstamos por montos muy superiores al valor real y luego permite que los prestatarios incumplan los pagos y se liberen de la deuda entregando activos por un valor muy inferior al del préstamo», acusa Estados Unidos a López Gómez.

Roberto Lopez, presidente ejecutivo del INSS y Gustavo Porras, secretario general de Fetsalud. LA PRENSA/ARCHIVO

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *