José Salcedo

Cusco

A las 7.30 de la noche del 9 de junio pasado, una patrulla policial detuvo el vehículo en el que viajaba el congresista del Frepap, Juan De Dios Huamán, a dos kilómetros de la zona conocida como Abra de Málaga entre las provincias de La Convención y Urubamba.

Los agentes tenían puesto pasamontañas, chalecos antibalas con la denominación de Policía y portaban AKM y pistolas de mano. Un grupo de 12 a 15 agentes se acercó a la camioneta del congresista, quien retornaba de un periplo por la provincia de La Convención y estaba acompañado por un custodio de Seguridad del Estado.

PUEDES VER: Jóvenes en Cusco ayudan en sus estudios a escolares durante pandemia

Los bajaron a gritos con palabras soeces y los encañonaron, pese a que el agente de seguridad y el congresista se identificaron. Asimismo, los despojaron de sus billeteras, celulares y le quitaron el arma al agente de Seguridad del Estado, Mauro Estrada Gallegos.

Así está escrito en el parte policial que presentó el agente Estrada Gallegos ante las autoridades policiales y al que tuvo acceso La República. “…Hicieron caso omiso de nuestras identificaciones siendo reducidos violentamente al piso y engrilletados, sufriendo en todo momento agresiones verbales, físicas y psicológicas…”, se lee.

Durante la intervención les pedían que mencionen dónde estaba escondida la supuesta droga que transportaban. Los agentes pertenecían a las unidades de Inteligencia y Antidrogas de la Policía. Todos fueron llevados a la Comisaría de Ollantaytambo en Urubamba, dependencia que confirmó la información, pero precisó que todo el trámite lo hizo Depandro.

Lo extraño, según el parte policial, es que la intervención se hizo sin presencia de un representante del Ministerio Público y tampoco se formuló ningún acta de intervención ni otro tipo de documento que avale o registre la intervención del vehículo en el que viajaba un congresista.

PUEDES VER: Médicos en Cusco piden copia del contrato firmado para la culminación del hospital Lorena

Otro hecho irregular sería que luego de varias horas de intervención y detención el congresista, el agente y su comitiva fueron puestos en libertad la madrugada del 10 de junio. Intentamos hablar con el agente Estrada, pero no pudimos contactarlo.

Mientras que el congresista Juan de Dios Huamán reconoció la intervención policial aquella noche, pero trató de minimizarla cuando se le preguntó si hubo excesos de la policía porque creían que estaba sacando droga de La Convención.

“Hubo control como a otros varios vehículos”, dice. “Si nos han controlado, pero hemos cumplido con todo el protocolo. Claro que nos han detenido, pero no solo a mi persona sino a todos los vehículos que estaban entrando a esta zona. Cuando me presenté ante ellos, nos dieron espacio (para seguir)”, añadió.

Huamán señala que cuando revisaron el vehículo no hallaron droga. Así admite que la intervención fue motivada por la creencia de que en esa camioneta llevaban droga de La Convención a Cusco. “No han encontrado nada, y como congresista tampoco voy a hacer cualquier cosa”, agregó.

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here