El distanciamiento social al que ha obligado la crisis sanitaria ha conllevado un cambio en las formas de trabajo durante estos meses. Pablo Foncillas, el anti gurú,analiza el auge de las videollamadas durante la pandemia y los datos que ha dejado. Por ejemplo, compañías como Zoom y Google han registrado un sustancial aumento del uso de este servicio.

Foncillas se pregunta si no hay una “cierta histeria” con las videollamadas y el teletrabajo en general, y añade: “A la gente le gustaría poder avanzar con su trabajo además de hacer videollamadas, y disponemos de muchas herramientas para hacerlo”. Además, se muestra convencido de que esta etapa que estamos viviendo nos va a permitir “ser más selectivos” con las diferentes opciones de relación de las que disponemos.




Cambio a la vista

Adaptación del trabajo a las videollamadas

Para el anti gurú, estamos en un momento clave para ver cómo se utilizan nuevas herramientas en la forma de trabajar como el trabajo a distancia y las videollamadas. “Así que donde antes quizás hacíamos una videoconferencia ahora con un mensaje en Slack es suficiente”, dice a modo de ejemplo.

Asimismo, repara en la tendencia de que cada vez que aparece una nueva herramienta de trabajo, “comenzamos forzando que el nuevo instrumento se ajuste a las formas de trabajo que teníamos antes”. Pero con el tiempo, asevera, acabamos descubriendo opciones que son mejores y adaptamos el trabajo a la nueva herramienta.

Por todo ello, concluye que este es “un momento decisivo” para quedarnos con lo bueno que hemos aprendido durante estas últimas semanas “y no regresar demasiado rápido al pasado”.



Cortesia de La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here