México /

La Secretaría de Salud sostuvo que, hasta el momento, no existe evidencia científica sólida que demuestre la transmisión del coronavirus por leche materna.  Asimismo, recomendaron que la lactancia inicie durante la primera hora de vida y se mantenga en forma exclusiva a lo largo de los primeros seis meses.

«No existe justificación para la separación de las mujeres y sus recién nacidos que dificulte la lactancia materna, si sus condiciones de salud lo permiten», sostuvo la dependencia en el contexto de la Semana Mundial de Lactancia Materna.

Las autoridades de salud indicaron que beneficios como el contacto piel a piel, el apego inmediato y el inicio de la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados a la covid-19, por lo que el personal de salud debe asesorar y apoyar a las mujeres que deseen amamantar.

En caso de que la lactancia no sea posible, las mejores alternativas para los recién nacidos son:

  • La extracción de la leche de la madre
  • Leche materna procedente de donantes
  • Amamantamiento por otra mujer que esté en condiciones de lactar, cuente con pruebas negativas para VIH y lleve a cabo medidas de prevención.

«La lactancia artificial se considera el último recurso, adoptando las medidas para asegurarse de que sea viable, segura y sostenible y que el producto se prepare correctamente. En todos los casos, el apoyo y orientación de los profesionales de salud es fundamental para garantizar las medidas de higiene habituales, más las derivadas de la emergencia sanitaria», informó la dependencia.

Lo anterior, de acuerdo con las recomendaciones vigentes en el “Lineamiento para prevención y mitigación de covid-19 en la atención del embarazo, parto, puerperio y la persona recién nacida” emitido por esta Secretaría de Salud el 22 de julio de 2020.

El fomento de la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida es un derecho y una estrategia esencial de salud pública. Por ello, la Secretaría instó a los sistemas de salud de todo el país ha cumplir con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, que entre algunos puntos, prohíbe la promoción de fórmulas lácteas.

«El Estado mexicano está comprometido a garantizar estas acciones esenciales, a través de las secretarías de Salud estatales, los diferentes niveles de atención y las instituciones del sector salud. Se refrenda que la lactancia materna es fundamental para alcanzar los objetivos mundiales establecidos en materia de nutrición, salud y supervivencia, crecimiento económico y sostenibilidad ambiental».

Lineamientos del Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna:

  • Los sistemas de salud, así como establecimientos que presten servicios de maternidad, tienen la responsabilidad de no promover el uso de leche artificial.
  • El personal de dichos establecimientos no deben promocionar sucedáneos de la leche materna, ni deben ofrecer muestras de preparaciones para lactantes.
  • La lactancia materna es fundamental para conseguir que todos los niños y niñas disfruten del derecho al grado máximo de salud, sin dejar de respetar el derecho de toda madre a tomar una decisión fundamentada sobre cómo alimentar a su hija o hijo.
  • El incumplimiento del Código Internacional deberá ser informado de manera oportuna, para que las entidades federativas generen los mecanismos de respuesta para su seguimiento.

ROA



Cortesia Milenio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here