Copa Libertadores: la autocrítica del intendente de Santiago respecto de la final


El intendente de Santiago, Felipe Guevara, está a la espera de lo que se resuelva en la sede de la Conmebol

Otra vez, la Conmebol en el centro de la escena. Y una vez más, la incertidumbre acerca de la realización de la final de la Copa Libertadores, tal como ocurrió con la versión 2018, que terminó mudándose al estadio Santiago Bernabeú de Madrid para albergar el superclásico argentino.

Ahora está en vilo el lugar y la fecha de la definición de River-Flamengo:
este martes a las 14.30 habrá una mesa de trabajo de dirigentes en Asunción, con Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol. El tema excluyente será la sede de la primera final única de la Libertadores, ya que el conflicto social que vive Chile desde hace dos semanas puso en duda el encuentro, programado para el 23 de noviembre en el estadio Nacional, de Santiago.


El Estadio Nacional de Chile, en la mira Crédito: Shutterstock

Frente a la expectativa de lo que se defina en ese cónclave, Felipe Guevara Stephens, intendente de la región Metropolitana de Santiago, dejó un claro mensaje sobre la situación social que vive el país trasandino, aunque dio un tono autocrítico. “El deseo es que la final de la Copa Libertadores se juegue en Santiago, pero si no somos capaces de organizar y producir el fútbol nacional, sería muy imprudente e irresponsable pretender hacer la final de la Copa Libertadores en Chile. Una vez que se pueda reanudar el torneo y que en los partidos de alto riesgo se demuestre que es posible brindar seguridad, estaremos en posiciones de mantener a sede de la final”, afirmó.

Además, la selección chilena de fútbol tenía un partido amistoso programado para la próxima Fecha FIFA el 15 de noviembre ante su par de Bolivia. Sin embargo, el sitio oficial de la ANFP quitó de su programación dicho encuentro, por lo que todo hace indicar que los dirigidos por Reinaldo Rueda solamente enfrentarán a Perú en Lima el 19 de noviembre. “Lo único que hasta ahora está ratificado es que ya no se hará el partido del día 15 de noviembre”, expresó Roberto Blanco, vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol, en diálogo con La Tercera.

Al margen de la posible alteración de lugar y calendario, Guevara confía en que el partido entre River y Flamengo podrá realizarse como estaba pactado. “La decisión es de Conmebol. Ya ofrecimos la voluntad del Gobierno de dar garantías de que se puede jugar en paz y el presidente pidió devolverles la ciudad a los ciudadanos. Que vuelva el fútbol, la cultura y los espectáculos. Y en eso trabajamos”, sostuvo.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *