Ana Xóchitl Fonseca, jueza de Distrito Especializado en Violencia de Granada, declaró culpable este lunes, al estadounidense que el dos de marzo asesinó a su esposa Guadalupe del Carmen García de 22 años y a su amiga Martha Auxiliadora López Centeno de 20.

El estadounidense Larry Robert McCartney de 68 años, también fue declarado culpable del delito de portación ilegal de armas y tras el fallo de culpabilidad que dictó la juez, la fiscalía y el acusador particular adherido, Michelle Antonio Cordonero, solicitaron una condena que suma 61 años de cárcel.

Lea también:Capturan al principal sospechoso de asesinar a balazos a dos jóvenes de Granada   

Por el delito de femicidio en perjuicio de Guadalupe, la Fiscalía y Cordonero, solicitaron la pena máxima de 30 años, al igual que por el asesinato de López, y pidieron otro año de cárcel por la portación ilegal de armas.

El juicio tuvo como escenario el juzgado de Distrito Especializado en Violencia de Granada, y concluyó a las 4:37 de la tarde con la resolución de culpabilidad “y en ese momento Larry Robert McCartney sonreía, mientras movía su cabeza a ambos lados”, explicó Cordonero, quien durante el proceso representó a la mamá de Guadalupe, q.e.p.d.

La familia denunció muy molesta las intenciones de la jueza de «expulsar» al asesino. La judicial echó pies atrás. LA PRENSA/Cortesía

Acusado ya tenía boleto comprado, se iba

El juicio contra McCartney inició el 24 de junio y después de la declaración de 13 testigos, se suspendió y se reprogramó para las 10 de la mañana de este lunes que llegó a su fin. De acuerdo con el acusador particular, en el proceso se contó con hechos aplastantes que no dejaron dudas de que McCartney, fue quien asesinó a balazos a las dos jóvenes.

“En el juicio se demostró con un informe pericial biológico que McCartney, tenía manchas de sangre en sus manos que pertenecían a sus víctimas, que había estado con ellas, antes de asesinarlas. Otro informe balístico confirmó que el revólver calibre 38 que se usó en la escena del crimen pertenecía al acusado y que sus huellas habían quedado impregnadas, al momento de realizar los disparos”, relató.

Lea también:Familia de victimas se oponen a que Fiscalía promueva expulsión de estadounidense que mató a dos mujeres en Granada  

Aseguró que como sorpresa, salió a relucir en el juicio, que McCartney, hasta tenía listo su boleto de avión para salir del país rumbo a Miami, después que por orden del régimen orteguista sería expulsado dada la crisis sanitaria que vive el país. La familia se opuso rotundamente porque eso le facilitaría impunidad. La juez retrocedió por la presión de las víctimas.

“Esta información la brindó el director del sistema penitenciario de Granada, quien declaró en el juicio, que el acusado tenía listo su boleto de avión para salir rumbo a Miami el 27 de junio”, aseguró Cordonero.

Como se recordará, la juez Fonseca, había ordenado el 19 de mayo, expulsar del país a McCartney, pero después de un mes de silencio, volvió a reabrir el caso para llamar a juicio a las partes involucradas. Según la Fiscalía, el crimen de ambas jóvenes, se escenificó a las 4:45 pm, del dos de marzo en la comunidad de Posintepe, del municipio de Granada.

Durante el juicio quedó claro que el extranjero tenía planificado matar a las víctimas. Tampoco mostró arrepentimiento. LA PRENSA/Cortesía

Durante el juicio quedó claro que el extranjero tenía planificado matar a las víctimas. Tampoco mostró arrepentimiento. LA PRENSA/Cortesía

Planificado

En el juicio quedó claro que McCartney había planificado el doble asesinato y que para llevar a cabo su plan, se comunicó por teléfono con su esposa para decirle que quería encontrarse con ella y su amiga, ese fatídico 2 de marzo.

Tras aceptar la invitación, McCartney se dirigió a buscar a su esposa y a su amiga en un vehículo M 246 -032 y al reunirlas se dirigieron al bar y restaurante “El Rinconcito”, localizado en la comarca Las playitas del puerto Asese, donde permanecieron ingiriendo cervezas durante 50 minutos.

Posteriormente McCartney trasladó a sus víctimas a Posintepe, donde procedió a bajarlas del vehículo de manera violenta, para luego realizarles un disparo en la cabeza y otro en el tórax y tras dejar sus cuerpos a la orilla de un barranco, huyó del lugar con dirección a un centro recreativo de Managua donde fue capturado horas después.

La sentencia condenatoria que finalmente impondrá la judicial al estadounidense, se dará a conocer el próximo tres de julio.



Cortesia de La Prensa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here