Los juegos de playa que podemos hacer con los niños son muchos y aunque ya os hemos recomendado algunos, si acabas de iniciar tus deseadas vacaciones de verano y quieres que los niños se diviertan mientras tomas el sol, puedes proponerles hacer una pista de canicas que además podemos construir de forma fácil, con la arena de la playa.

Cómo hacer una pista para canicas para que los niños jueguen en la playa

El juego de canicas es quizás un juego antiguo pero todavía mantiene un gran éxito entre los niños. Por ello, si los niños ya han estado mucho rato dentro del agua y comienzan a sufrir aburrimiento bajo una sombrilla, quizás sea buena idea organizar una pista para canicas de modo que se puedan divertir en la arena.

Un juego que además de divertirse, les permitirá socializar con otros niños (aunque siempre respetando las distancias de seguridad).

Nuestra pista de canicas en la playa se va a hacer con arena, pero los niños pueden ser creativos y crear varios elementos de dificultad. Colinas, muros, puentes con agua subyacente, zanjas. Y delimitar las diferentes secciones de la pista con conchas o piedras.

Simplemente tenemos que buscar en un área de arena suave que no tenga grava, coger una pala y un rastrillo y comenzar a trabajar en un espacio lo suficientemente grande como para crear una pista que sirva para que realmente se diviertan.

Pasos

  1. ¿Cómo hacer la pista de canicas en la playa ? En primer lugar, debemos hablar con los niños y decidir si hacer un óvalo simple o tal vez algo más complicado que tenga varias pistas. Una vez elegido el diseño de nuestra pista para canicas, tenemos que mojar ligeramente la arena si la encontramos seca.
  2. En este punto, necesitaremos un niño que se tendrá que sentar en la arena de la playa, mientras otro lo arrastra (siempre sin hacerle daño) tirando de sus piernas. El niño en el suelo será quien marque con su cuerpo el circuito en un abrir y cerrar de ojos.
  3. Luego, tenemos que usar las manos y la pala para compactar los lados y de este modo evitar que la arena que hemos formado a modo de pared se caiga.
  4. Si queres más profundidad para nuestra pista, tenemos que cavar un poco con la pala o con el rastrillo.
  5. Una vez hecho todo el camino de recorrido de nuestra pista, podemos crear áreas con pendientes más grandes, o personalizar el inicio con un foso pequeño, la llegada con una bandera (o poniendo una concha o piedras) y crea además distintos puentes u hoyos para que el recorrido tenga algunas dificultades.
  6. Cuando hayamos creado la pista, los niños ya pueden jugar con sus respectivas canicas. Para ello, tendrán que turnarse para colocar la canica frente al dedo medio que, al empujarla con el pulgar, servirá para comenzar el recorrido e intentar ser el primero en llegar a la meta.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here