El hogar siempre debe tener paz y armonía, por lo que es importante protegerlo de malas energías

La brujería está encaminada a provocar el mal y una de sus características es que permanece oculta hasta que nos hace daño. Hay veces que podemos ser víctimas de envidias, mal de ojo, hechizos o conjuros sin que nos percatemos, y todas esas malas energías las llevamos a casa.

El hogar es el lugar sagrado donde siempre debe haber paz y armonía, el sitio en el que descansamos y compartimos con los seres queridos. Es por ello que resulta de gran importancia mantenerlo protegido ante cualquier potencial trabajo de brujería que nos puedan enviar a nosotros o a cualquier integrante de la familia.

Sigue estos sencillos pasos para evitar que el mal entre a tu casa.

Paso 1

Lo primer que debes hacer es tener elementos protectores en tu casa. Es difícil saber qué persona te puede estar provocando el mal, así que lo mejor será prevenir. Tener cristales como la turmalina negra, son muy poderosos para absorber las energías negativas emitidas por personas o cosas. Además, se encargará de neutralizar cualquier mal que pudiera entrar por la puerta. Cabe señalar que debes purificar este cristal regularmente. Colócalo en un recipiente con agua limpia y déjalo en el sol por cuatro horas.

Los cristales repelen las malas energías. Foto: Carla Burke/Pixabay

Paso 2

El mal también puede penetrar por las ventanas. Un buen consejo para evitar que esto pase es colocar una pequeña maceta de cactus en las ventanas. Estas plantas tienen la facultad de absorber y repeler las malas vibras. Asimismo, puedes tener como adorno plantas de menta, ellas son excelentes para contrarrestar trabajos de brujería.

Coloca los cactus en las ventanas. Foto: Denise Husted/Pixabay

Paso 3

A veces quienes traen las malas energías son nuestros familiares o las personas con quienes compartimos techo. Esto no quiere decir que lo hagan de manera consciente, ellos conviven con personas que quizá no conocemos y no sabemos qué tan envidiosas puedan ser con ellos, o en ocasiones pueden estar pasando por una mala época y no nos percatamos. Para evitar que los estos males entren a la casa, diluye de 4 a 5 cucharadas de sal marina en agua y limpia el suelo de tu casa con esa preparación. Así ayudarás a quitarles un peso de encima y neutralizarás las malas vibras.

Limpia el suelo de tu casa con sal marina. Foto: Michal Jarmoluk/Pixabay

Te puede interesar:

 



Source link