¿Tienes un jardín o terraza y deseas que este verano los niños le saquen mayor partido? Diseñar un patio de recreo para los niños servirá para que nuestros hijos, y los de otros familiares o amigos, pasen momentos divertidos sin tener que salir de casa, pero además pudiendo disfrutar del exterior.

Crear un patio de recreo o un área de juego para los niños en la terraza o el jardín de casa, no es solo comprar unos cuantos juegos o una piscina hinchable y dejar que los niños se diviertan sin más. Es necesario crear espacios teniendo siempre en cuenta la seguridad de los niños . Veamos entonces cómo hacerlo paso a paso correctamente.

Cómo diseñar un patio de recreo para los niños en el jardín o la terraza

Tomando una hoja de papel, una regla y un lápiz, podremos crear el diseño de un patio de recreo para los niños en nuestro jardín o terraza. Primero de todo será necesario elegir el espacio destinado a ese área de juego sin que afecte a otras zonas del jardín (con nuestras plantas o flores) o de la terraza (si por ejemplo tenemos además unos muebles).

A partir del dibujo del espacio que hagamos, tomando las medidas correctas que vamos a tener disponibles, deberemos elegir donde colocamos los distintos juguetes o elementos para que los niños jueguen. Toma tu papel  y dibuja por ejemplo, donde vas a colocar el tobogán, dónde vas a poner una piscina hinchable o dónde vas a poner la canasta para que los niños se diviertan, pero siempre teniendo en cuenta que se requerirá un espacio mínimo para que los niños puedan correr y jugar sin problema.

Es importante tener en cuenta, a la hora de elegir la zona en la que vas a crear el patio o área de juego, que esta tenga sombra porque, si tu hijo o hija permanece afuera durante mucho tiempo durante el día, puede verse afectado por una exposición excesiva a la luz solar.

Para crear áreas de sombra y frescor, es posible que debas colocar juegos debajo de los árboles o pérgolas o elegir aquellos que se puedan desplazar o mover en función del solo de la luz como cajas de arena de madera, columpios o pequeños juegos móviles. Es esencial usar, cerca del área de juego, plantas que sean fáciles de cultivar y estimulantes para los niños como, por ejemplo, geranios y prímulas, todas las plantas con hojas aromáticas y fragantes como la menta y la lavanda, para acercar a sus hijos a la naturaleza. e intrigarlos. Obviamente, deben evitarse todos los tipos de arbustos venenosos y espinosos, que pueden ser muy peligrosos para los niños.

En este punto, después de elegir las plantas adecuadas para crecer cerca del área de juego, tendrás un espacio delimitado y seguro para que los niños se diviertan este verano.

Y si tienes un jardín que sea muy grande, puedes incluso crear un espacio a lo largo del perímetro de tu jardín o en un área restringida, donde los niños puedan circular con bicicletas, triciclos o scooters. Para este fin, simplemente tienes que instalar un área pavimentada a lo largo del camino preparado de al menos 70/80 centímetros de ancho; Además, sería mejor instalar bancos cerca de la ruta para que puedas vigilar a tus pequeños e intervenir si es necesario.



Cortesia de Okdiario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here