Cambiar algunos aspectos y comportamientos de nuestra vida puede ayudar a que logremos ese objetivo

El camino hacia la madurez espiritual es más corto de lo que podría parecer, depende de cómo asimilemos las experiencias que vayamos viviendo a diario. Los pensamientos que enviemos al interior de nosotros y los que proyectemos hacia los demás, así como nuestro comportamiento en cada aspecto de la vida, reflejará el nivel de espiritualidad que poseamos.

Los expertos afirman que la madurez espiritual no la otorga una persona; puede ser un guía o un apoyo para conseguir ese objetivo, pero lograrlo o no, dependerá exclusivamente de cada uno de nosotros.

Sin embargo, existen algunos consejos que puedes tomar en cuenta para ayudarte a adquirir tu máximo potencial y desarrollar una vida plena.

El primer paso es abrir tu corazón hacia aquello que mueva tu fe, es decir, acércate más a tu Dios. La religión está completamente ligada a la madurez espiritual, así que no importa en qué creas, lo fundamental es dejar que esa divinidad guíe tus pasos para alcanzar la meta.

La religión está ligada a la espiritualidad. Foto: Ric/Pexels

Es bueno tener conocimiento de los aspectos teóricos de nuestra religión, sin embargo, no lo es todo. La madurez espiritual no se mide como en el colegio, se alcanza conforme vayas coordinando tu manera de pensar y actuar hacia lo positivo. De esta manera, serás capaz de resolver por ti mismo tus conflictos existenciales.

Un sabio consejo es alejarse de las personas que emanen negatividad y acércate a aquellas que transmitan paz, que tengan las virtudes que admires, pero no seas dependiente de ellos, ten en cuenta que tú debes elegir tu propio camino.

Comienza a aceptar las consecuencias de tus errores sin culpar a otros. En la vida hay que aprender de las experiencias negativas ya que eso es lo que nos hace más fuertes y sabios. En este sentido, hay que afrontar las peores circunstancias con sabiduría, recuerda lo que dicen por ahí: “lo que no te mata te hace más fuerte”.

Las personas con madurez espiritual saben que lo importante es el equilibrio, la paz, el amor, la familia, la bondad, la amistad, y no los bienes materiales, así que darás un paso más hacia la espiritualidad si deshechas sentimientos como la envidia, el orgullo, el resentimiento y la hipocresía.

Por último, sigue orando, practica la comunión con el prójimo, ayuda a quien lo necesita y, sobre todo, enseña y guía a tu familia a que logren su madurez espiritual.

Te puede interesar:



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here